Alegaciones al Trasvase Aprobadas Únicamente con Apoyo del PSOE

La Diputación Provincial de Guadalajara ha dado luz verde, durante un pleno extraordinario, a las propuestas que remitirá en la consulta pública organizada por el Ministerio de Transición Ecológica sobre las nuevas normas de explotación del trasvase Tajo-Segura. La aprobación ha tenido lugar con el apoyo unánime de los diputados del PSOE, partido en gobierno de la Corporación, mientras que ha contado con el voto en contra de los dos diputados de Vox y la abstención del Grupo Provincial del PP.

Las enmiendas tanto de Vox como del Partido Popular no han sido admitidas. Durante el proceso, un desacuerdo formal impidió que se incluyeran los puntos propuestos por el PP, terminando sin consenso. José Luis Vega, presidente de la Diputación, rechazó los argumentos de procedimiento alegando que “a la Corporación no se va a hablar del ‘sexo de los ángeles’”.

La moción sancionada enumera siete puntos claves que abarcan temas desde los caudales ecológicos, la prioridad de la cuenca cedente en trasvases, la desalación, hasta el incremento de las reservas no trasvasables. Llega en un momento oportuno dado que la consulta pública para recibir alegaciones en la modificación de las normas de explotación concluirá el 2 de mayo.

Francisco Pérez Torrecilla, diputado del Grupo Provincial del PSOE encargado de la asistencia municipal, ha enfatizado la necesidad de otra gestión para el río Tajo y cambios significativos en las normas que afectan a los embalses de Entrepeñas y Buendía para asegurar el progreso local. Ha señalado la cota de 400 hectómetros cúbicos mínima no trasvasable como insuficiente para el desarrollo socioeconómico de los municipios afectados y ve en el proceso de alegación una oportunidad para revertir el “enorme perjuicio” actual.

Pese a hacer un llamado a la unidad de acción, la propuesta no ha contado con el apoyo de otras formaciones. Por parte del PP, Francisco Javier del Río ha abogado por un Pacto Nacional de agua e intereses de la comunidad, pero sus propuestas, incluyendo el mantenimiento del nivel de agua en un 40% mínimo, no fueron aceptadas. Este ha mencionado la necesidad de evitar “guerras del agua” y conflictos. Desde Vox, su portavoz José Luis Arcángel criticó la moción calificándola de “cortoplacista” y vio en ella un viejo discurso conflictivo en relación al agua. Vox defendió el agua como derecho garantizado “para todos”.

La Diputación de Guadalajara, mediante este pleno extraordinario que se centró exclusivamente en este asunto, ha mostrado el apoyo parcial en sus filas y ha dejado en evidencia las diferencias partidistas frente a un tema de relevancia ambiental y social como es la gestión del agua en la provincia.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio