C-LM tiene encima de la mesa 33 proyectos de energía fotovoltaica para esta comarca por valor de 800 millones

El Gobierno de Castilla-La Mancha tiene una alternativa al Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca), apostando por las energías renovables como motor de desarrollo de todos los municipios del entorno.

De hecho, tal y como ha destacado el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, a día de hoy el Ejecutivo autonómico tiene encima de la mesa 33 proyectos para la instalación de energía fotovoltaica «que se ubican en todos los municipios de esta comarca y que benefician a todos sus municipios y a muchos propietarios», suponiendo 1.600 megavatios (MW) de potencia instalada «con la que se contribuye a la soberanía energética de todo el país».

Esto se traduce, según ha dicho Martínez Guijarro, en una inversión de más de 800 millones de euros en esa comarca, en la generación de 8.000 puestos de trabajo para su construcción y un centenar de empleos para la gestión de los parques «y que según nos dice la experiencia, se quedan en el territorio», según ha añadido.

El vicepresidente ha ofrecido estas cifras este jueves durante la inauguración del parking fotovoltaico de autoconsumo de la Consejería de Desarrollo Sostenible, en respuesta al Partido Popular que se lamentaba tras conocerse que el nuevo Plan de Gestión de Residuos Nucleares del Ministerio de Transición Ecológica ha descartado la creación de un ATC, que albergue los residuos nucleares de todo el país, apostando por almacenes individuales (ATI) en cada una de las centrales nucleares que están en activo, ha informado la Junta en nota de prensa.

Ahí, ha incidido en que «esa es la diferencia de modelo; entre la de quien apuesta por un cementerio nuclear que haría de oro al Ayuntamiento de Villar de Cañas, pero a nadie más», que no genera apenas puestos de trabajo para el mantenimiento de la estructura y que tampoco asentaría población en el territorio, frente al impulso a las renovables, que son las «alternativas del futuro», que está llevando a cabo el Gobierno de Emiliano García-Page.

Unos proyectos que, tal y como ha dicho el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, «se ubican en todos los municipios de la comarca y que benefician a todos sus municipios y a muchos propietarios», suponiendo 1.600 megavatios (MW) de potencia instalada «con la que se contribuye a la soberanía energética de todo el país».

Martínez Guijarro ha dicho que «ésta es la diferencia de modelo frente a quien apuesta por un cementerio nuclear que haría de oro al Ayuntamiento de Villar de Cañas, pero a nadie más», y que no genera apenas puestos de trabajo para el mantenimiento de la estructura y que tampoco asentaría población en el territorio, según ha añadido.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba