Castilla-La Mancha dota al Hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca de una Unidad de Rehabilitación Cardio-Respiratoria

Castilla-La Mancha ha dotado al Hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), de una Unidad de Rehabilitación Cardio-Respiratoria que va a permitir desarrollar un programa multidisciplinar de rehabilitación para pacientes que presentan patologías cardiacas o respiratorias y que requieren una rehabilitación o recuperación de su función respiratoria.

Para la puesta en marcha de esta Unidad ha sido precisa la colaboración de tres servicios hospitalarios. En concreto, Medicina Física y Rehabilitación, Cardiología y Neumología, así como el acondicionamiento de espacios en el centro sanitario y una inversión de cerca de 100.000 euros para la adquisición del aparataje necesario y la realización de las obras.

Los cardiólogos realizarán en una primera fase un diagnóstico de la capacidad funcional de sus pacientes con eventos cardiacos susceptibles de beneficiarse de este programa. Además de encargarse de la clasificación, control y tratamiento de los factores de riesgo cardiovascular de los pacientes, también se ocuparán de prescribir y coordinar las distintas pruebas diagnósticas que deben realizarse como el test de esfuerzo, ecocardiografías, estudios de perfusión miocárdica, así como del seguimiento de la evolución del paciente en el programa y de la optimización de la medicación.

– patrocinador –

De igual forma, Neumología realizará una valoración y estudio de los pacientes que son susceptibles de recibir este tratamiento y ser incluidos en el programa.

Por su parte, desde el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación se llevará a cabo una valoración global del paciente, prestando especial interés al funcionamiento del aparato locomotor y neurológico o a las discapacidades musculo-esqueléticas que interfieren o pueden interferir en la actividad física.

En concreto, serán los profesionales del equipo médico de Rehabilitación los encargados de la prescripción, diseño y seguimiento del programa de ejercicios de forma individualizada para cada paciente, el cual se llevará a cabo, junto con los fisioterapeutas y los profesionales de Enfermería, en la nueva Unidad de Rehabilitación Cardio-Respiratoria del Hospital de Cuenca.

El espacio habilitado en un área anexa  del Servicio de Rehabilitación ha permitido acondicionar un local de unos 40 metros cuadrados que se destina a esta actividad y que dispone de su propia ventilación y luz exterior.

Un cicloergómetro, una cinta para pruebas de esfuerzo con ergómetro, una central de monitorización y un analizador de gases con electrocardiografía de esfuerzo son parte del equipamiento de esta Unidad, en cuya adquisición se ha realizado un gasto superior a los 52.000 euros.

El área ha sido dotada, asimismo, con cuatro bicicletas de rehabilitación con control de telemetría y una cinta rodante, con un coste superior a los 24.000 euros, además de contar con tomas de oxígeno, carro de parada y desfibrilador, electrocardiógrafo, etcétera.

Multidisciplinar

Los programas de rehabilitación cardio-respiratorios tienen un carácter multidisciplinar y en los mismos se establecen sesiones de entrenamiento de ejercicio aeróbico, ejercicios de fuerza y respiratorios, a los que se suman una serie de charlas informativas sobre distintos aspectos de la enfermedad y su manejo.

El objetivo de la Unidad es mejorar la capacidad funcional y la calidad de vida de los pacientes y, a la vez, controlar el proceso de rehabilitación cardio-respiratoria, principalmente para enfermos que hayan sufrido cardiopatías isquémicas, infartos de miocardio o pacientes con EPOC, con entrenamiento en el esfuerzo, modificando factores de riesgo y promoviendo hábitos de vida saludables.

La dotación de la sala de la Unidad de Rehabilitación Cardio-Respiratoria de Cuenca va a permitir mejorar la infraestructura y el equipamiento de los programas de rehabilitación respiratoria que, desde el año 2012, ya venían desarrollando los servicios de Rehabilitación y Neumología.

Se calcula que, aproximadamente, serán unos 200 pacientes conquenses los que se beneficien cada año de la puesta en marcha de la nueva Unidad de Rehabilitación Cardio-respiratoria del ‘Virgen de la Luz’.

Ir arriba