Castilla-La Mancha ha consolidado su apuesta por la sanidad pública gracias a las inversiones en recursos humanos, tecnología e infraestructuras

Castilla-La Mancha, bajo la presidencia de Emiliano García-Page, ha consolidado su apuesta por la sanidad pública, gracias a las inversiones realizadas en recursos humanos, tecnología e infraestructuras. Así lo ha destacado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en un desayuno informativo organizado por ‘Executive Forum’.

El responsable de las políticas sanitarias en la región ha explicado que “desde la llegada de Emiliano García-Page a la Presidencia de Castilla-La Mancha, la misión encomendada fue la recuperación de la sanidad pública tras una legislatura, la de 2011-2015, marcada por los recortes, la paralización de las infraestructuras sanitarias y los despidos”.

De esta forma, tal y como ha incidido Fernández Sanz, “con la llegada del Ejecutivo de García-Page se apostó por los recursos humanos y, actualmente, 37.000 profesionales trabajan por atender y mejorar la salud de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, siendo cerca de 10.000 más que en la legislatura 2011-2015”.

Otro aspecto también a destacar, ha dicho el consejero, es que “tras esa negra legislatura, donde no se convocó ninguna plaza de Oferta Pública en Sanidad, el Gobierno de García-Page ha ofertado 6.000 plazas, que serán 8.000 al acabar esta legislatura, y ha incrementado en un 138 por ciento las de plazas de formación de especialistas sanitarios”.

Además, Jesús Fernández Sanz ha recordado que, desde ese año 2015, “se reiniciaron las obras de los hospitales en la región que el anterior Gobierno paralizó”.

En este sentido, ha detallado que “se reanudaron las obras del Hospital de Toledo, que ya está funcionando; se reanudaron las obras del Hospital de Guadalajara, que también está funcionando; se reanudaron las obras del Hospital de Cuenca, que hoy se encuentran muy avanzadas, y se reanudaron las obras de los hospitales de Albacete y Puertollano que actualmente se encuentran en ejecución”.

Al mismo tiempo, se continuó construyendo “centros de salud a lo largo de toda la Comunidad Autónoma” que, junto con las obras de los grandes hospitales, suponen una inversión de 1.100 millones de euros, ha añadido Fernández Sanz.

Respecto a la tecnología, el consejero de Sanidad ha destacado que “a nuestra llegada al Gobierno regional, Castilla-La Mancha ocupaba uno de los puestos destacados en obsolescencia tecnológica, pero actualmente, gracias a una inversión de más de 300 millones de euros, todos nuestros hospitales van a contar con Resonancia Magnética, todas las provincias cuentan con Medicina Nuclear y contarán con Oncología Radioterápica”.

Asimismo, Fernández Sanz ha resaltado que “los servicios de imagen están ya digitalizados para potenciar el trabajo en red a lo largo de la región y los servicios de Hemodinámica están siendo renovados y ampliados”.

Por todo ello, “se puede decir que, tras siete años de Gobierno de Emiliano García-Page, la sanidad pública de Castilla-La Mancha es más fuerte, está más consolidada y la ciudadanía está mejor atendida”, ha resaltado Fernández Sanz, quien ha valorado que “además, la sociedad castellanomanchega ya sabe que con este Gobierno no hay riesgo de privatización de los hospitales públicos, ya que la apuesta por la sanidad pública continúa siendo una prioridad y una certeza”.  

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba