Comunidades Ribereñas Exigen Administración de Largo Plazo en Embalses Frente a Trasvases Automatizados

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía ha hecho pública su demanda de un cambio urgente en la gestión de los embalses, después de confirmarse un trasvase automático de 27 hectómetros cúbicos desde estos hacia otras regiones. Los representantes municipales exigen una revisión de las reglas de explotación para aprovechar el periodo húmedo actual y mantener un volumen constante en los embalses de al menos 1.000 hectómetros cúbicos, vital para su desarrollo económico y la protección del ecosistema del Tajo durante sequías futuras.

Borja Castro, presidente de dicha Asociación, ha destacado la necesidad de implementar “un triple cambio” que implica el aumento de los niveles de agua que no se pueden trasvasar, la reducción significativa de los trasvases realizados y la eliminación de su uso para el regadío, proponiendo en su lugar la utilización del agua procedente de desaladoras.

Este llamado se produce tras la activación de un nuevo trasvase que, aunque es menor que en modificaciones previas de la normativa, lo consideran perjudicial para la cuenca de origen. Además, señalan los informes que predicen que el estado actual de los embalses, pese a estar por debajo del 37% de su capacidad total en el caso de Buendía, permitiría mantener el nivel 2 de agua aproximadamente durante un año y medio antes de descender al nivel 3.

La Asociación critica que los embalses de Entrepeñas y Buendía sean tratados como reservorios de las agroindustrias del Levante español, advirtiendo que esta práctica no debería comprometer la cuenca del Tajo para beneficio privado, apuntando también a los costes ambientales que conlleva tal gestión. Castro concluye demandando una solución política que ponga fin a la situación actual que, según afirma, les está perjudicando mes tras mes.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio