Cuenca enfila la vuelta de San Mateo con un día más de suelta de vaquillas y más barreras: «Ya huele a vaca»

«Ya huele a vaca» han sido las palabras con la que el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, comenzaba este lunes la rueda de prensa de presentación de las fiestas de San Mateo, y es que este festejo regresa a la capital este 2022 tres años después con un día más de suelta de vaquillas y una ligera ampliación del vallado que delimita el Casco Antiguo en una fiesta que se celebrarán desde el 17 hasta el 21 de septiembre.

Así lo han puesto de manifiesto tanto el regidor de la ciudad como los concejales de Festejos y Servicios Públicos, Mario Fernández y Adrián Martínez respectivamente, quienes han presentado todos los detalles del regreso de la fiesta conquense por excelencia.

De esta forma, tras una llamada «al respeto tanto al patrimonio como a las reses» por parte del alcalde, se ha desvelado cuál será la imagen del regreso de la fiesta matea.

CARTEL DE JULIO PALENCIA

Con un cartel elaborado por el fotógrafo Julio Palencia, una vaca en colores rojizos sobre fondo blanco anuncia las primeras fiestas de San Mateo tras la pandemia. «Un cartel limpio en donde se pretende que el cartel sea un frito a la pared, y que desde lejos se supiera lo que se quiere anunciar», ha asegurado.

Todo ello en un cartel dividido en tres partes. Dos con los textos de San Mateo, su fecha de celebración y otro con esa imagen de la vaca principal. Ahí, entre los huevos de las piernas delanteras se ha interpuesto una silueta de la Torre de Mangana, y entre las patas traseras otra silueta de las Casas Colgadas.

El relleno de la vaca ha sido una foto de esa maroma, una imagen del balcón del ayuntamiento con los fuegos artificiales de fin de fiesta y, en la zona de la cornamenta, la silueta del toro de fuego simulando la soga.

Todo ello en colores que, partiendo del rojo, tiran hasta los granates y los oscuros, Representando las verbenas y la fiesta nocturna de las jornadas de San Mateo.

PREGONERO

En esta rueda de prensa también se ha presentado a quien será el pregonero de las fiestas. Esta tarea ha recaído en Fernando Herranz, secretario general de la Comisaría Provincial de Policía Nacional en Cuenca y delegado gubernativo durante 22 años de los festejos taurinos tanto de San Mateo como de San Julián.

«No hay nada preparado aún», ha confesado el pregonero de la fiesta matea, quien ha reconocido que su cabeza ya está dando vueltas al pregón y ha agradecido al ayuntamiento «acordarse de la parte oculta de la fiesta matea».

Aun así, ha asegurado que su pregón no se limitará a ser un monólogo, sino que será participativo para que toda la Plaza Mayor vibre con él en el inicio de las fiestas de San Mateo 2022.

Tal y como ha detallado el concejal de festejos, este pregón será el próximo 17 de septiembre a las 16.30 horas en la Plaza Mayor, pero antes, a las 12.00 horas, arrancará de verdad esta fiesta matea con el desfile de peñas desde la Plaza de España hasta la parte alta de la ciudad. A las 13.00 horas tendrá lugar una batalla de charangas.

Después del pregón, a las 17.30, será cuando arranque la suelta de vacas enmaromadas por el Casco Antiguo, que tendrá lugar hasta las 20.30 horas.

El domingo tendrá lugar el concurso de gachas a las 9.30 horas en el parking del Castillo y tendrá lugar tanto actividades infantiles como el pregón de los más pequeños. A las 16.30 horas tendrá lugar los tradicionales pasodobles bajo los arcos del Ayuntamiento para arrancar la suelta de vaquillas a las 17.00 horas hasta las 20.30 horas.

TRASLADO DEL PENDÓN

El martes 20 de septiembre se desarrollará el traslado del pendón con el que Alfonso VIII conquistó Cuenca desde la Catedral hasta el Ayuntamiento de la ciudad, comenzando la suelta de vaquillas a las 17.30 horas y hasta las 20.30 horas.

El miércoles 21, día grande de la fiesta, tendrá lugar la devolución del pendón a la Catedral a las 10.30 horas con la posterior misa en honor a San Mateo y una ofrenda floral a la estatua ecuestre del rey Alfonso VIII.

A las 12.00 horas habrá una suelta de vacas enmaromadas por la mañana hasta las 14.00 horas y, por la tarde, vuelven las vacas a la Plaza Mayor desde las 17.00 horas hasta las 20.30 horas.

AMPLIACIÓN DE BARRERAS

Por otra parte, el concejal de Servicios Públicos ha explicado una de las novedades este año, y será la ampliación de parte del vallado de este coso taurino en el casco antiguo. De esta forma, en la parte de la Plaza Mayor que une con la calle Severo Catalina, estas barreras se van a ampliar hasta los arcos del Ayuntamiento para así garantizar más seguridad a los corredores, ya que antes los escalones que había en esta intersección provocaban alguna que otra caída.

Además, en todo el Casco Antiguo habrá instalado un total de 56 baños, 43 que serán cabinas y 13 que serán setas, en unas zonas que se han redistribuido frente a otros años para tener mayores unidades instaladas en puntos donde la demanda era mayor. Además, se han diferenciado los de hombres y mujeres para mayor higiene y se repartirán mapas con las ubicaciones de los diferentes urinarios.

En aras de garantizar mayor bienestar animal a las reses, se han modificado las cuadras de las vacas para que gocen de zonas individualizadas para que así puedan estar más tranquilas y, a su vez, se va a impregnar todo el recorrido de salida con líquido antideslizante para evitar resbalones por parte de los animales.

El aspecto «más relevante», en palabras de Martínez, va a ser la utilización de vasos reciclables para ir eliminado poco a poco el plástico de la fiesta matea. De esta forma, tanto peñistas como conquenses y visitantes podrán adquirir por un euro uno de estos vasos, una simbólica fianza que le será devuelta cuando entreguen el mismo vaso que han estado utilizando en un stand que se instalará en la Plaza Mayor. Habrá 3.500 vasos diarios los cinco días de fiesta.

JORNADAS DE RECRACIÓN HISTÓRICA

A la par, también vuelven este año las jornadas de recreación históricas a cargo del grupo Conca, que tendrán lugar el fin de semana del 9 al 11 de septiembre en el entorno del Casco Antiguo.

De esta forma, con el objetivo también de mantener la parte histórica de la fiesta, se representará la conquista de Cuenca por parte del rey Alfonso VIII, se instalará un campamento militar en los jardines bajo el puente del Arco del Bezudo y tendrá lugar el cierre nocturno de las puertas de la ciudad con antorchas desde el Parador Nacional hasta la anteplaza.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba