Endesa inicia la construcción de dos plantas solares en parte de los terrenos de la mina Emma de Encasur de Puertollano

Endesa, a través de su filial renovable Enel Green Power España (EGPE), sigue apostando por Castilla-La Mancha para el desarrollo de nuevos proyectos renovables y lo hace además en un enclave único como son los antiguos terrenos de la mina ‘Emma’ de Encasur de Puertollano (Ciudad Real).

Las 5.000 hectáreas –superficie equivalente a 5.000 campos de fútbol– restauradas serán a partir de ahora parte de plantas renovables, según ha informado la compañía en nota de prensa.

En concreto Endesa construirá entre Puertollano, Almodóvar del Campo y Brazatortas, las plantas solares de Estrella Solar y Rocinante en los terrenos de la antigua mina y Encina al Sol en las inmediaciones.

«Estas plantas solares representan la apuesta de Endesa y Enel Green Power España por el futuro renovable en Castilla-La Mancha, y de hecho son un símbolo ya que se ubicarán en terrenos en los que en su momento Endesa tuvo la mina ‘Emma’ de Encasur, y reutilizaremos edificios que en su día sirvieron a la mina», ha señalado Maruxa Quintáns, responsable de Endesa de la construcción de estas instalaciones quien ha remarcado que «estamos vinculados siempre a los territorios donde siempre hemos estado, son parte de nuestro pasado, presente y futuro».

Con una inversión de 40 millones de euros, estas dos instalaciones renovables permitirán la contratación de 400 trabajadores durante la fase más álgida de construcción que tendrá lugar a finales de este año.

Precisamente para lograr contar con mano de obra especializada, Endesa a través de su filial renovable EGPE llevará a cabo cursos de formación en construcción de plantas solares y en operación y mantenimiento de estas instalaciones, con el fin de aumentar la mano de obra cualificada en las zonas en las que la compañía quiere apostar para el desarrollo de instalaciones renovables.

Los dos nuevos proyectos solares de Endesa en Castilla-La Mancha tendrán una potencia de 35,75 MW cada uno, y producirán 140,85 GWh anuales, es decir, el consumo eléctrico de toda la población de Puertollano durante dos años.

ÚLTIMA TECNOLOGÍA

Además, para la construcción de esta nueva infraestructura, Endesa utilizará la última tecnología con maquinaria controlada por GPS, sistemas anticolisión, Smart-glasses y drones dotados de sistemas innovadores para hacer seguimiento de los avances de las obras.

En total se instalarán 128.000 paneles bifaciales, que permiten optimizar la captura de energía proveniente del sol gracias a un sistema por el que se obtiene energía de la propia luz reflejado en el suelo.

Para conectar estos paneles se tenderá una línea subterránea de media tensión de 8 kilómetros desde los 5 centros de transformación de cada uno de los proyectos hasta la subestación elevadora Brazatortas.

Además, la filial renovable de Endesa, EGPE; aplica en todas sus construcciones el modelo ‘Sitio de Construcción Sostenible’, por el que se incluye la instalación de paneles solares fotovoltaicos para cubrir parte de las necesidades energéticas durante la obra y medidas de ahorro de agua mediante la instalación de depósitos y sistemas de recogida de lluvia.

Una vez finalizados los trabajos, tanto los paneles fotovoltaicos como los equipos de ahorro de agua, así como los equipos de desfibrilación que se encuentran en las obras, se donan a los municipios para su uso público.

Estrella Solar y Encina del Sol forman parte de un grupo de tres plantas solares que se van a construir en el entorno de Puertollano.

El tercer proyecto, denominado Rocinante, que se construirá también en los antiguos terrenos de la mina Emma, contará con una potencia de 117 MW, y actualmente se encuentra en fase de tramitación.

Pero en Castilla-La Mancha Endesa, a través de su filial renovable EGPE, está desarrollando más proyectos renovables como los conjuntos de plantas solares de Calatrava y Minglanilla y las eólicas de Campillo, proyectos que están generando más de 1.700 empleos durante la fase de construcción de estas cinco plantas solares y tres eólicas que contribuirán con un aporte de 497 MW en total cuando estén en funcionamiento a finales de este año.

Todos estos proyectos a los que se une la planta de Motilla (Cuenca) puesta en servicio del pasado año, tienen como denominador común no solo aportar energía verde al sistema, sino también crear valor en las zonas donde se enmarcan, y para ello no solo se realizan cursos de capacitación en el sector renovable, sino que se colabora además con asociaciones del entorno para que participen de forma activa en la construcción de estas instalaciones.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba