Finalizada la 2ª. fase de la rehabilitación del mausoleo romano de Llanes en Albendea con inversión de 50.000 euros  de la Diputación de Cuenca

La segunda etapa de rehabilitación del mausoleo romano de Llanes en el municipio de Albendea ha concluido. Misma que se ha realizado con una inversión de 50.000 euros de la Diputación de Cuenca. Y esto ha permitido llevar a cabo la restauración de los yesos y restos arqueológicos de la cripta, los accesos a través de la pasarela y la adecuación arquitectónica del edificio conforme a la morfología tardo antigua. Además, ha permitido salir a la luz los mosaicos que existieron en el elemento enterratorio.

Comprueban el buen estado del mausoleo romano

Una visita a esta importante infraestructura ha realizado el diputado de Patrimonio, Miguel Ángel Valero, junto a miembros de la corporación municipal y ha comprobado el buen estado de la obra que ahora se va a ver complementada con una última fase que contará con un presupuesto de 115.000 euros, según ha anunciado el responsable de la institución provincial, de esta forma, se adecuará estructuralmente todo el edificio y se “cerrará un círculo” de uno de los elementos más reseñables de la provincia de Cuenca.

El mausoleo es un monumento funerario datada en el siglo IV vinculado a una villa romana de la que forma parte y cuyos restos están dispersos en las inmediaciones.

En la época visigoda se utilizó para bautismos

Este edificio es original de época romana y está realizado con sillería con la planta del mausoleo compuesta por tres ábsides cubiertos por bóvedas de fondo de horno. Debajo de toda la estructura se halla una cripta con planta de cruz griega, cuyos brazos se cubren con cuatro bóvedas de cañón de ladrillo revocado.

Una vez perdida su función como sepultura, en época visigoda se realizó un baptisterio en su cripta con el fin de realizar ceremonias de bautismo. Se desconoce qué utilización pudo tener durante la dominación musulmana de la zona.

Posteriormente, una vez colonizada la región, con Alfonso VI, y sobre todo a partir de la consolidación realizada con Alfonso VIII, debió utilizarse como lugar de culto en torno al cual existió una pequeña necrópolis, como atestiguan las estelas sepulcrales encontradas.

Ir arriba