La Comunidad Ribereña Critica el Reciente Trasvase de 27 hm³ Aduciendo que las Normas Deberían Haberse Reformado

La Asociación de Municipios Ribereños ha expresado su profundo pesar este martes ante un nuevo trasvase automático de 27 hectómetros cúbicos del río Tajo. Los voceros de la asociación han subrayado que estas acciones contravienen el espíritu de cambio que debería haberse materializado con la modificación de las reglas de explotación el pasado 10 de febrero. Han advertido que cada hectómetro cúbico extraído supone un grave daño para el río, catalogando cada trasvase como una «puñalada».

Los representantes de los municipios ribereños, en una nota de prensa, han expuesto su preocupación por la influencia que podrían tener los intereses de los regantes en la toma de decisiones políticas, lo que podría afectar desfavorablemente la implementación de medidas científicamente respaldadas. Han resaltado que el leve incremento en los niveles de agua propio de la temporada, en lugar de ser motivos de celebración, resulta agravante ya que anticipan que el volumen incrementado ya tiene destinatario previo.

El presidente de la Asociación, Borja Castro, ha manifestado su descontento ante la dilación en la actualización de las reglas de explotación del Tajo, y ha emitido una advertencia sobre la influencia que la agroindustria ejerce en la política, sobre todo en el contexto de inestabilidad que vivimos en Europa. Castro insiste en que las peticiones del sector agroindustrial deberían ser equilibradas con las necesidades críticas de la cuenca cedente.

Castro alberga la esperanza de que los criterios técnicos y los múltiples fallos judiciales positivos den lugar a una nueva estructura de explotación que refleje las demandas de la ciencia y el sentido común. Hace hincapié en que los desafíos del cambio climático eventualmente forzarán cambios en una industria que ha sido insostenible por décadas.

La Asociación de Municipios Ribereños ha querido recordar que sus embalses fueron diseñados para un manejo de recursos hídricos a lo largo de varios años, con la capacidad de enfrentar hasta cinco años de sequía si la necesidad humana lo exigiera. La asociación enfatiza su disposición a compartir recursos pero enfatiza la necesidad de una gestión prudente y adaptada a la realidad actual, sugiriendo que las acciones futuras determinarán si nos adaptamos de manera proactiva a las condiciones cambiantes o si elegimos un camino más difícil con consecuencias ambientales severas para la región.

También te puede interesar:  C-LM registra el tercer mayor crecimiento en confianza empresarial durante el segundo trimestre con un aumento del 4,9%

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio