La Diputación aprueba que el sueldo de Martínez Chana sea equiparado al de un viceconsejero de la Junta

La Diputación de Cuenca ha llevado a cabo el pleno orgánico en el que se han aprobado importantes asuntos para el desarrollo de la legislatura, siendo respaldados por unanimidad por los dos grupos políticos. En relación a las remuneraciones, el presidente, Álvaro Martínez Chana, se ha equiparado al cargo de viceconsejero de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, los vicepresidentes recibirán un 10 por ciento menos que el presidente y los diputados un 5 por ciento menos que los vicepresidentes.

Durante esta sesión se ha establecido que los últimos miércoles de cada mes serán los días designados para llevar a cabo las sesiones ordinarias de los plenos, según ha informado la Diputación en un comunicado de prensa.

La nueva estructura contará con dos vicepresidencias, la primera estará a cargo de Nuria Illana, quien además será la portavoz y se encargará de gestionar las áreas de Presidencia y Asuntos Generales, así como la de Cuentas, Economía y Hacienda. Por otro lado, Francisco López será el responsable de la vicepresidencia segunda, así como de las áreas de Cooperación, Contratación y Obras Provinciales.

Por otro lado, las demás áreas serán asignadas de la siguiente manera: Enma Cano se encargará de Personal y Régimen Interno, Rodrigo Molina estará al frente de Prevención, Extinción de Incendios y Emergencias, junto con Medio Ambiente; Jesús Palomares dirigirá Servicios Sociales, Igualdad y Cooperación al Desarrollo, Eva García será responsable de Asistencia a Entidades Locales y Modernización, Mayte Megia estará al frente de Turismo, Ferias y Patrimonio, Abel Fresneda se encargará de Deportes y Juventud, Francisco Javier Cebrián estará a cargo de Emprendimiento, Reto Demográfico y Agricultura, y Marian Martínez se responsabilizará de Cultura.

El grupo socialista contará con un total de once liberados, mientras que el grupo popular tendrá tres liberaciones distribuidas entre cinco personas, dos con jornadas parciales al 75 por ciento y tres con liberaciones al 50 por ciento.

La Junta de Gobierno Local estará conformada por los dos vicepresidentes y los diputados José Luis Gómez y María del Carmen Navarro.

Asimismo, también se han aprobado las designaciones de representantes en entidades como la Fundación Antonio Pérez, donde Álvaro Martínez Chana ocupará la presidencia y la diputada de Cultura, Marian Martínez, será la vicepresidenta, así como los representantes en el Organismo Autónomo de Gestión Tributaria y Recaudación.

Por otro lado, el nuevo portavoz del Grupo Popular en la Diputación de Cuenca, Cayetano Solana, ha asegurado que su objetivo será apoyar a los municipios, alcaldes y portavoces para lograr que la provincia y los pueblos funcionen de la mejor manera posible. Solana ha criticado la actitud que ha tenido el equipo de gobierno presidido por Chana en los últimos cuatro años, acusándolos de favorecer solo a algunos pueblos en lugar de ser una institución abierta para todos.

El portavoz popular también ha anunciado que una de las tareas que llevarán a cabo los diputados de su grupo será supervisar los proyectos anunciados en la pasada legislatura que aún no se han materializado, como las Hospederías de Uña y Huete, kilómetros de carreteras por arreglar, el Parque Tecnológico y los proyectos de los Bomberos.

El Grupo Popular cuenta con un total de 12 diputados y tres liberaciones en esta legislatura. Cayetano Solana será el portavoz y Clara Jiménez la presidenta. Además, el grupo tendrá dos representantes en cada comisión.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Noticias relacionadas

Caracoles a la Montaña: Saboreando la Naturaleza de Cuenca es una invitación a explorar los sabores únicos y la belleza natural sin igual de una de las joyas ocultas de España. En esta obra, el autor nos lleva en un viaje culinario a través de las montañas, valles y ríos de Cuenca para descubrir cómo los ingredientes locales, incluidos los caracoles, se convierten en platos tradicionales que han sido pasados de generación en generación. Desde las técnicas antiguas de recolección y preparación hasta las recetas familiares que calientan el alma, este libro es un homenaje a la cocina de montaña y a las ricas tradiciones que dan sabor a esta región extraordinaria. A través de fotografías deslumbrantes, historias personales y recetas auténticas, Caracoles a la Montaña no solo es un libro de cocina, sino también una guía para todos aquellos que deseen aventurarse en el corazón de Cuenca y experimentar su esplendor natural y gastronómico de una manera profundamente personal.

Scroll al inicio