Las reservas hídricas de Entrepeñas y Buendía aumentan en 8,75 hm³ y alcanzan el 20,95% de su capacidad total

Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han experimentado un incremento significativo en sus reservas de agua, acumulando un aumento semanal de 8,75 hectómetros cúbicos entre ambos. Según la información proporcionada por la Confederación Hidrográfica del Tajo y recogida por Europa Press, en la actualidad, estos embalses contienen un volumen total de agua de 527,59 hectómetros cúbicos, lo que corresponde al 20,95% de su capacidad total, establecida en 2.518 hectómetros cúbicos.

Concretamente, el embalse de Entrepeñas ha visto incrementadas sus reservas en 5,21 hectómetros cúbicos durante esta última semana, alcanzando un volumen de almacenamiento de 221,16 hectómetros cúbicos, de una capacidad máxima de 813 hectómetros. Por su parte, Buendía ha registrado un aumento de 3,54 hectómetros cúbicos, acumulando un total de 306,33 hectómetros cúbicos de los 1.705 que puede albergar.

La tendencia al alza no se ha mantenido en todos los embalses de la provincia de Guadalajara. Almoguera ha sufrido una leve disminución de 0,47 hectómetros cúbicos, situándose en una reserva de 5,75 hectómetros cúbicos, con una capacidad total de 7 hectómetros. El embalse de El Atance ha perdido también 0,03 hectómetros cúbicos, quedándose con 5,36 hectómetros cúbicos frente a una capacidad máxima de 35 hectómetros cúbicos. En el mismo sentido, Bolarque ha disminuido sus niveles en 0,94 hectómetros cúbicos, quedando con una reserva de 28,51 hectómetros cúbicos de un potencial total de 31 hectómetros.

No obstante, la situación mejora para otros embalses de la zona. El Vado ha ganado 2,59 hectómetros cúbicos, posicionándose en 21,05 hectómetros cúbicos de una capacidad total de 56 hectómetros. Alcorlo ha incrementado su volumen en 1,13 hectómetros cúbicos, llegando a los 63,43 hectómetros de un límite de 180 hectómetros cúbicos. Por su parte, Beleña ha añadido 3,03 hectómetros a sus reservas, alcanzando los 35,85 hectómetros cúbicos de un máximo posible de 53 hectómetros.

El informe continua señalando que el embalse de Pálmaces ha aumentado en 0,15 hectómetros cúbicos, sumando un total de 9,38 hectómetros cúbicos de su capacidad de 31 hectómetros. La Tajera ha visto un ligero aumento de 0,07 hectómetros cúbicos, para un total almacenado de 12,17 hectómetros cúbicos de un posible 59 hectómetros.

Finalmente, en la provincia de Cuenca, el embalse de Molino de Chincha ha registrado un crecimiento de 0,09 hectómetros cúbicos esta semana, llegando a los 5,84 hectómetros cúbicos, aún por debajo de su capacidad máxima de 6 hectómetros cúbicos. Estos cambios reflejan las variaciones naturales y la gestión de la capacidad hídrica en la región, aspectos fundamentales para el abastecimiento de agua y la conservación del ecosistema fluvial.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio