Los Embalses de Entrepeñas y Buendía Experimentan Incremento de 42,7 Hm³ y Alcanzan el 29,06% de su Capacidad con un Total de 731,76 Hm³ Acumulados

Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han registrado un notable incremento en su capacidad de almacenamiento durante la última semana. Según los datos facilitados por la Confederación Hidrográfica del Tajo y citados por Europa Press, dichos embalses han aumentado su volumen en 42,7 hectómetros cúbicos, situando su capacidad actual en 731,76 hectómetros cúbicos. Esto representa el 29,06% de su capacidad total que es de 2.518 hectómetros cúbicos.

De forma más detallada, el embalse de Entrepeñas ha visto un crecimiento de 25,85 hectómetros cúbicos en sus reservas en los últimos siete días, alcanzando los 330,90 hectómetros cúbicos de los 813 que puede embalsar. Por su parte, Buendía ha añadido 16,85 hectómetros cúbicos, llegando a almacenar 400,86 de un máximo potencial de 1.705 hectómetros cúbicos.

Sin embargo, no todos los embalses de la provincia de Guadalajara han experimentado aumentos. De hecho, tres de ellos presentan una disminución en su capacidad. Almoguera ha perdido 0,02 hectómetros cúbicos, quedándose con 5,63 de un máximo de 7 hectómetros cúbicos; Beleña ha descendido en 0,58 hectómetros hasta los 37,99 de su capacidad tope de 53; y Bolarque reduce sus reservas en 0,75 hectómetros, para alcanzar 25,40 de un límite de 31 hectómetros cúbicos.

Por el contrario, otros embalses han registrado incrementos. El Vado ha aumentado sus reservas en 4,55 hectómetros, acumulando un total de 48,09 de un máximo de 56 hectómetros cúbicos. Las reservas de Alcorlo han experimentado un crecimiento de 3,74 hectómetros cúbicos, llegando a 81,98 de una capacidad de 180 hectómetros cúbicos. Además, El Atance ha ganado 0,65 hectómetros, para un total de 8,01 de un techo de 35 hectómetros cúbicos.

Otros embalses como el de Pálmaces han subido 1,77 hectómetros, con un acumulado de 16,87 de un máximo de 31 hectómetros cúbicos; La Tajera ha sumado 2,20 hectómetros, situándose en 25,94 de una capacidad máxima de 59 hectómetros cúbicos. Por último, el embalse de Molino de Chincha, ubicado en la provincia de Cuenca, ha visto un incremento de 0,60 hectómetros esta semana, totalizando 5,45 de su capacidad máxima de 6 hectómetros cúbicos.

En términos generales, estas variaciones en la capacidad de los embalses son un indicador importante del estado de los recursos hídricos de la región, con implicaciones directas en el abastecimiento de agua y la gestión de recursos para las comunidades locales.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio