Mantequería Andrés: Una joya gastronómica con 150 años de tradición conquense en el corazón de Madrid.

Mantequería Andrés, situada en el céntrico Paseo de los Olmos de Madrid, cerca de La Latina y Lavapiés, es considerada el ultramarinos más antiguo de España. Con casi 150 años de historia, la mantequería ha sido gestionada por un conquense durante casi la mitad de su existencia. Su larga trayectoria está respaldada por el éxito de sus productos artesanales y únicos de alta calidad provenientes de distintas partes de España, especialmente de Cuenca.

Andrés, uno de los actuales propietarios, cuenta cómo su padre llegó a Madrid desde Valdeolivas, un pueblo de la provincia de Cuenca, cuando tenía solo 13 años. Trabajaba como dependiente en la mantequería, que entonces se llamaba Casa Pepe. Tras el fallecimiento del antiguo dueño, Andrés decidió hacerse cargo del negocio y fundar la mantequería actual, que ofrece una amplia selección de conservas, legumbres, vinos, productos de charcutería selecta y dulces, entre otros.

En la actualidad, los descendientes de Andrés, sus dos hijos, están al frente del negocio. Son responsables de mantener viva la tradición y preservar la identidad y esencia de la mantequería. Esto se refleja en sus productos, entre los que destacan el queso manchego, los dulces típicos de Cuenca y la miel de Valdeolivas, que se caracterizan por su calidad «inmejorable» y su excelente relación calidad-precio.

La pandemia y el aumento de precios han afectado a todos los comercios, incluida la mantequería. Sin embargo, Andrés explica que «los productos importados han subido mucho debido a las distancias y a los aumentos de precios en los países de origen». Comenta que actualmente hay productos nacionales más económicos cuya calidad no tiene nada que envidiar a la de los importados.

A pesar de las dificultades, la tienda ha seguido funcionando. Durante un mes tuvieron que cerrar físicamente debido al temor de los clientes, pero continuaron aceptando pedidos en línea a través de correo electrónico y teléfono para garantizar que los clientes siempre tuvieran acceso a sus productos. «Siempre hemos estado aquí», afirma Andrés.

La Mantequería Andrés siempre ha apostado por productos de alta calidad y, sobre todo, nacionales, aunque esto signifique precios ligeramente más elevados. Esto se debe a la demanda de su clientela, que está compuesta por personas del barrio que están dispuestas a pagar más por productos de mayor calidad.

Con más de 2.000 referencias, el proceso de selección de alimentos en la Mantequería Andrés es riguroso y exigente. Andrés realiza catas de diferentes productos y, basándose en su experiencia como especialista en el sector, decide si añadirlos o no a su oferta. «El éxito reside en diferenciarse con productos de la mejor calidad», destaca.

La mantequería se distingue por sus productos de calidad excepcional y tradicionales, que Andrés considera los mejores. Su buen funcionamiento se refleja en la fidelidad de sus clientes a lo largo de los años.

Para ellos, es fundamental seleccionar cuidadosamente los productos y los proveedores, dando prioridad a los proveedores nacionales aprovechando la calidad de los productos españoles. Este enfoque y criterio les ha permitido mantenerse durante casi 150 años.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Noticias relacionadas

Caracoles a la Montaña: Saboreando la Naturaleza de Cuenca es una invitación a explorar los sabores únicos y la belleza natural sin igual de una de las joyas ocultas de España. En esta obra, el autor nos lleva en un viaje culinario a través de las montañas, valles y ríos de Cuenca para descubrir cómo los ingredientes locales, incluidos los caracoles, se convierten en platos tradicionales que han sido pasados de generación en generación. Desde las técnicas antiguas de recolección y preparación hasta las recetas familiares que calientan el alma, este libro es un homenaje a la cocina de montaña y a las ricas tradiciones que dan sabor a esta región extraordinaria. A través de fotografías deslumbrantes, historias personales y recetas auténticas, Caracoles a la Montaña no solo es un libro de cocina, sino también una guía para todos aquellos que deseen aventurarse en el corazón de Cuenca y experimentar su esplendor natural y gastronómico de una manera profundamente personal.

Scroll al inicio