Reclamo de auxiliares a Bienestar Social

Las auxiliares de enfermería de la residencia de mayores ‘Las Hoces’ de Cuenca, con apoyo del Comité de Empresa de Bienestar Social, se manifestaron en la mañana ante su centro de trabajo para pedirle a la administración regional que refuerce la plantilla, con una carga de trabajo supera con mucho al personal con el que cuentan para atenderlo.

“La exigencia física y psicológica de las funciones que estas compañeras realizan a diario ha llevado ya a un tercio de la plantilla a sufrir lesiones musculo-esqueléticas y otras enfermedades profesionales. Hay tareas que ya no pueden realizar, las personas usuarias de la residencia son en su mayoría grandes dependientes cuya atención requiere esfuerzos y cuidados que no están en condiciones de hacer pero que hay que seguir haciendo”, ha indicado Asun Hurtado, presidenta del comité de empresa de Bienestar Social en Cuenca.

Ante estas situaciones, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece la posibilidad de adaptación del puesto de trabajo, con dispensa de tareas incompatibles con sus condiciones de salud.

“Este es un derecho impulsado y defendido por CCOO y reconocido al Personal Laboral de la JCCM; pero la Administración regional lo tiene que hacer compatible con la garantía de una adecuada atención a las personas usuarias y con una distribución racional de la carga de trabajo. Y ambas cosas son imposibles si no se refuerza la plantilla”, remarcó Hurtado.

“Hemos pedido insistentemente a la Administración que atienda a esta situación; pero hasta ahora miran para otro lado. Mientras, en la residencia de ‘Las Hoces’, unas compañeras tienen que realizar las tareas que otras no pueden hacer, e incluso éstas las hacen también porque ven que, si no, sería imposible atender como se debe a todas las personas usuarias”  

“Esto es ya insostenible. Cualquier día habrá otra compañera de baja, y luego otra; o a otra se le agravará su lesión. Instamos a Bienestar Social a reforzar de inmediato la plantilla de esta residencia”, recalcó Hurtado.

Por su parte, el coordinador del Sector Autonómico de CCOO-FSC, José Luis Martínez, advirtió que “la situación que están sufriendo las auxiliares de enfermería de ‘Las Hoces’ se repite con distinta intensidad y gravedad en otras residencias y en otros servicios de Administración Autonómica.”

“El caso de ‘Las Hoces’ es especialmente sangrante y hay que resolverlo con urgencia. Pero también hay que atender estas situaciones en otros centros de la JCCM. Hay que atajarlas y resolverlas de una vez por todas en el Convenio Colectivo del Personal Laboral de la JCCM.”

Para cumplir este objetivo, el sindicato preparó una propuesta que llevará a la próxima reunión de negociación del convenio colectivo del Personal Laboral de la JCCM, convocada para el martes que viene, día 15.

“Vamos a plantear incluir un punto que dice literalmente: ‘En aquellos centros en los que desempeñe su trabajo personal laboral que por motivos de salud tuviese autorizada una adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo, se procederá al incremento de la plantilla en proporción a la reducción de tiempo o dispensa de tareas derivadas de la adaptación, garantizando la adecuada atención a las personas usuarias y una distribución racional de la carga de trabajo.

La determinación del aumento de plantillas necesario para cada centro será negociada por cada consejería u organismo autónomo en Mesa Técnica de la Comisión Negociadora, en un plazo de tres meses a la entrada en vigor del presente Convenio’,” adelantó Martínez

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba