Castilla-La Mancha continuará apostando por la innovación tecnológica para prestar una mejor atención sanitaria a la ciudadanía

“La tecnología es la herramienta más útil para poner en valor la innovación a nivel diagnóstico y, en muchos casos, a nivel terapéutico. Por eso, en la sanidad vamos a seguir aplicándolo en proyectos actuales y de futuro”. Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante una mesa redonda organizada por el Diario La Tribuna y Madrija Consultoría, que ha girado en torno a la transformación digital de la sanidad en Castilla-La Mancha.

En ese sentido, el consejero ha explicado que “la tecnología nos acerca y más en una Comunidad como la nuestra con 80.000 kilómetros cuadrados, con dos millones de habitantes y una gran dispersión”, y ha insistido en que “hay muchos avances tecnológicos en marcha”. Sin embargo, ha destacado que la tecnología no viene a sustituir nada y “sí a ser una herramienta muy útil que, apoyada en la inteligencia artificial, nos hace tener proyectos de gran innovación”.

Respecto a los proyectos ya en marcha, Fernández Sanz ha destacado que “estamos trabajando en un anillo radiológico desde hace tiempo y que hemos incrementado desde la llegada del Gobierno de Emiliano García-Page en 2015, cuando decidimos que debía haber una sola imagen para toda la Comunidad y hemos renovado recientemente el proyecto con un presupuesto de más de 14 millones de euros”.

Otro proyecto que se ha desarrollado a través de la tecnología es el proyecto de Medicina Nuclear que ha permitido tener un PET-TAC móvil para atender a la población de las cuatro provincias que carecían de él en 2015, ya que sólo existía Medicina Nuclear en Ciudad Real.

Como ha recordado el consejero, gracias a la red tecnológica denominada NUMISCAM, se ve la imagen y desde Ciudad Real se diagnostica, evitando 7,5 millones de kilómetros de desplazamientos a la ciudadanía de Guadalajara, Toledo, Cuenca y Albacete y permite ahorrar más de 1,5 millones de euros en costes de desplazamientos.

Otro proyecto ya asentado es la Teledermatología, que está sólo en Castilla-La Mancha, “lo que nos hace estar en la cúspide de proyectos de este nivel de telemedicina”. Fernández Sanz ha resaltado que actualmente el cien por cien de los centros de Salud de Castilla-La Mancha tienen la capacidad de hacer teledermatología y ha recordado que “de 6.000 derivaciones anuales en 2019 hemos pasado a cerca de 90.000 derivaciones”.

Por último, el consejero de Sanidad ha destacado como proyectos de futuro “uno que tenemos con inteligencia artificial y tecnología, para dar apoyo diagnóstico a la Atención Primaria en la Radiología; también tenemos proyectos de Anatomía Patológica y compartimos proyectos con otras comunidades, como la Historia Clínica Electrónica con Canarias”.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba