Castilla-La Mancha extiende las medidas de control fitosanitario en plantaciones de almendros hasta abril de 2026 para combatir la avispilla

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha extendido el plazo de las medidas fitosanitarias obligatorias en las plantaciones de almendro afectadas por la plaga de la avispilla del almendro, hasta el 30 de abril de 2026, según se desprende de lo publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha por Europa Press este viernes. Estas medidas, inicialmente previstas hasta el 5 de abril de 2023, han sido prorrogadas debido a la persistencia de la plaga en numerosas plantaciones que fue detectada por técnicos de sanidad vegetal y la Estación de Avisos del Centro de Investigación Agraria de El Chaparrillo.

La Orden 33/2019, de 25 de febrero, declaró la existencia de la plaga provocada por Eurytoma amygdali (Enderlein) y estableció una serie de acciones fitosanitarias para controlar su difusión en las provincias de Albacete y Cuenca. Posteriormente, la Orden 41/2021, de 24 de marzo, amplió los términos municipales afectados y el periodo de aplicación de dichas medidas.

Se ha informado que se exime del cumplimiento de parte del artículo 6 de la Orden 58/2023 a los productores de almendro en ecológico, facilitando la concesión de ayudas a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), incluso si la plantación no está certificada en producción ecológica en el momento requerido, siempre que la falta de certificación se deba al uso de tratamientos fitosanitarios permitidos durante los momentos críticos de vulnerabilidad de la plaga.

Esta exención, sin embargo, no releva a los productores de cumplir con las demás normas del Reglamento sobre Producción Ecológica. Los tratamientos aplicados deberán ser comunicados tanto a las entidades de certificación de agricultura ecológica como a las Delegaciones Provinciales correspondientes.

Además, se especifica una exención en la letra g) del artículo 6 de la Orden 59/2023 de 21 de marzo, relacionada con las ayudas para la intervención de apicultura para la biodiversidad. Esta exención modifica el periodo de retención aplicable en ciertos municipios de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, detallados en el Anexo I de la Orden, ajustando los meses consecutivos de retención a las necesidades fitosanitarias de la región.

También te puede interesar:  Las lesiones medulares no traumáticas suponen ya el 53% de los ingresos en el Hospital Nacional de Parapléjicos

Las autoridades buscan con estas acciones fitosanitarias y exenciones controlar y eventualmente erradicar la avispilla del almendro, protegiendo así la producción de almendra en la región y la viabilidad de las prácticas de agricultura ecológica.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio