Castilla-La Mancha insta al Gobierno de España a declarar como zona afectada gravemente por una emergencia a municipios azotados por la DANA

El Consejo de Gobierno ha acordado hoy instar al Ejecutivo central a que declare como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, lo que se conocía como zona catastrófica, a aquellos municipios de la región afectados por las recientes inundaciones ocurridas desde el pasado 31 de agosto, como consecuencia de la Depresión Atmosférica en Niveles Altos (DANA), que ha atravesado la Comunidad Autónoma.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha informado en rueda de prensa de esta decisión, que se ha adoptado mientras permanece activado el plan de emergencias por fenómenos meteorológicos adversos (METEOCAM), porque se entiende que es necesario que el Gobierno de España acometa “de manera urgente” la tramitación de esta declaración y apruebe las ayudas que sean pertinentes para contribuir al restablecimiento de la normalidad “lo antes posible” en las áreas afectadas.

El consejero ha resaltado que con este acuerdo se materializa el compromiso adquirido días atrás por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de apoyar y amparar todas las solicitudes de declaración de zona catastrófica que los ayuntamientos afectados por el temporal aprobasen y remitiesen al Ejecutivo central para sus municipios.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha explicado que este acuerdo viene amparado por la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil y que se ha adoptado tras analizar un informe elaborado por la Dirección General de Protección Ciudadana sobre la situación y las actuaciones llevadas a cabo para hacer frente a este episodio de fuertes lluvias y tormentas.

Igualmente, ha precisado en su comparecencia que, con la información disponible, el Gobierno de Castilla-La Mancha  ha considerado que “se dan todas las circunstancias para que los municipios afectados por la DANA sean declarados como zona catastrófica”, dado que este fenómeno atmosférico ha producido cuantiosos daños materiales en varios municipios de la región, ha supuesto la interrupción del normal funcionamiento de servicios públicos esenciales y ha superado los medios disponibles de las administraciones afectadas.

Alrededor de 850 incidencias registradas en el servicio de emergencias 1-1-2

Ruiz Molina ha detallado que desde la activación del METEOCAM el 31 de agosto se han registrado alrededor de 850 incidencias en el servicio de urgencias y emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha y ha recordado que la provincia más afectada ha sido Toledo, donde se han contabilizado un total de 535, seguida de Cuenca, con 211 incidentes.

De igual manera, ha indicado que desde el primer momento en que se tuvo conocimiento de lo que estaba sucediendo, el Gobierno regional se puso en contacto con los ayuntamientos de los municipios afectados y ha detallado que desde la Administración regional se han movilizado más de 400 efectivos y más de 140 medios para paliar las consecuencias del temporal.

Asimismo, ha informado de que el METEOCAM se mantendrá activado en fase de emergencia nivel 1 hasta que finalicen las tareas de recuperación, que aún tienen lugar en algunas localidades de la región, aunque se prevé que terminen esta tarde.

El consejero también ha agradecido, en nombre del Gobierno regional, el trabajo llevado a cabo por el personal de los servicios y dispositivos que han sido movilizados por las distintas administraciones públicas y al personal del servicio de atención y coordinación de urgencias y emergencias 1-1-2, que ha coordinado dichos recursos desde el Centro de Coordinación Operativa, al tiempo que ha puesto en valor la solidaridad mostrada por la ciudadanía.

Ir arriba