Castilla-La Mancha multiplica por cuatro el presupuesto de las ayudas a las aromáticas para atender todas las solicitudes



Castilla-La Mancha ha multiplicado por cuatro el presupuesto de ayudas al cultivo de aromáticas para atender todas las solicitudes que se han presentado a la actual convocatoria, que se ha ampliado el presupuesto convocado a 1,8 millones de euros para poder atender a todos los lavandicultores que las han solicitado.

En concreto, en la convocatoria de este 2022 se han recibido 159 solicitudes, lo que supone que alrededor del 80 por ciento de la superficie dedicada a estos cultivos podrá beneficiarse de estas ayudas contribuyendo a mejorar la biodiversidad asociada a estas plantaciones.

Datos que ha ofrecido el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, durante la inauguración, en Huete, de las instalaciones de la nueva destilería de plantas aromáticas de Alcamancha, cooperativa de segundo grado integrada por 7 cooperativas de Carrascosa del Campo, Huete, Cañaveruelas, Saelices, Tarancón, Cañaveras y Mota del Cuervo.

Martínez Guijarro, que ha estado acompañado por  la directora general de Políticas Agroambientales, Silvia Nieto Sevillano; la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez; el delegado de agricultura Cuenca, Joaquín Cuadrado; el presidente Diputación Cuenca, Álvaro Martínez Chana; el presidente de Alcamancha, José Luis López; el presidente CEDER Alcarria Conquense, Vicente Caballero; y el alcalde de Huete, Francisco Javier Doménech,  ha destacado que la región encabeza el cultivo de aromáticas a nivel nacional: “Somos la región productora de lavanda ya que la región cuenta con casi el 70 por ciento de la superficie de aromáticas de todo el país, sobre todo lavanda y lavandín, que generan un valor añadido extraordinario”.

Según los datos, en Castilla-La Mancha ha crecido en los últimos años tanto la superficie como el número de personas dedicadas a estos cultivos, pasando de 1.850 hectáreas en 2017 a más de 4.700 en 2022 y de 122 profesionales a más de 300.

“Las aromáticas suponen una oportunidad para nuestro medio rural ya que, además, incorpora un atractivo turístico y generan desarrollo económico para las zonas donde se cultiva, así como nuevas posibilidades de empleo que ayudan a fijar población”.

Destilería de Alcamancha

La destilería inaugurada hoy cuenta con una superficie de 700 metros cuadrados. El objetivo de Alcamancha con esta nueva inversión es diversificar las explotaciones de secano de sus asociados en las comarcas de la Alcarria y Mancha Alta de Cuenca, incrementando el valor añadido de las explotaciones mediante la integración de toda la cadena de valor de las plantas aromáticas y la producción y comercialización del aceite esencial.

Alcamancha ha creado una sección que se ha denominado ‘Alcamancha Aromáticas’, que agrupa a medio centenar de socios cultivadores de lavandín de las comarcas Mancha Alta y Alcarria de Cuenca.

En la actualidad, tienen una superficie de explotación de 250 hectáreas, y prevén ampliar otras 20 el próximo año 2023. El objetivo es llegar a las 500 hectáreas en la zona. Esta superficie supone la producción anual de unas 25 toneladas de aceite esencial de lavandín.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba