Castilla-La Mancha registró 479 casos por infección de Covid del 9 al 15 de enero en personas mayores de 60 años

Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha confirmado 479 nuevos casos por infección de coronavirus durante la semana del 2 al 8 de enero, en personas mayores de 60 años.

Por provincias, Ciudad Real ha registrado 155 casos, Toledo 116, Albacete 87, Guadalajara 61 y Cuenca 60.

Actualmente el número de hospitalizados en cama convencional por COVID-19 es 143.

Por provincias, Toledo tiene 52 de estos pacientes (29 en el Hospital de Toledo y 23 en el Hospital de Talavera de la Reina), Albacete 38 (27 en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, 6 en el Hospital de Villarrobledo, 3 en el Hospital de Almansa y 2 en el Hospital de Hellín), Guadalajara 26 (todos ellos en el Hospital de Guadalajara), Ciudad Real 25 (10 en el Hospital Mancha centro, 9 en el Hospital Universitario de Ciudad Real, 2 en el Hospital de Tomelloso, 2 en el Hospital de Valdepeñas y 2 en el Hospital de Puertollano) y Cuenca 2 (todos ellos en el Hospital de Cuenca).

Los pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos que necesitan respirador son 6.

Por provincias, Ciudad Real tiene 4 de estos pacientes, Toledo 1 y Guadalajara 1.

A lo largo de la semana del 9 al 15 de enero, ingresaron en Unidades de Cuidados Intensivos 2 pacientes y 148 en cama convencional.

Asimismo, durante esa semana se registraron 6 fallecidos por COVID-19, 2 en la provincia de Ciudad Real, 2 en Cuenca, 1 en Albacete y 1 en Guadalajara.

Centros Sociosanitarios

46 centros sociosanitarios de Castilla-La Mancha tienen casos confirmados por coronavirus entre los residentes.

Concretamente 17 en la provincia de Toledo, 10 en Ciudad Real, 7 en Guadalajara, 7 en Albacete y 5 en Cuenca.

Los casos confirmados entre los residentes son 221.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Noticias relacionadas

Caracoles a la Montaña: Saboreando la Naturaleza de Cuenca es una invitación a explorar los sabores únicos y la belleza natural sin igual de una de las joyas ocultas de España. En esta obra, el autor nos lleva en un viaje culinario a través de las montañas, valles y ríos de Cuenca para descubrir cómo los ingredientes locales, incluidos los caracoles, se convierten en platos tradicionales que han sido pasados de generación en generación. Desde las técnicas antiguas de recolección y preparación hasta las recetas familiares que calientan el alma, este libro es un homenaje a la cocina de montaña y a las ricas tradiciones que dan sabor a esta región extraordinaria. A través de fotografías deslumbrantes, historias personales y recetas auténticas, Caracoles a la Montaña no solo es un libro de cocina, sino también una guía para todos aquellos que deseen aventurarse en el corazón de Cuenca y experimentar su esplendor natural y gastronómico de una manera profundamente personal.

Scroll al inicio