Comienzan las obras de señalización turística en Castilla-La Mancha con una inversión de 30 millones de euros por parte del Gobierno regional.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto de señalización turística con una inversión de 30 millones de euros. El proyecto prevé la instalación de más de 2.100 señales de tres tipos diferentes y más de 1.000 protecciones en las carreteras de la región. El presidente regional, Emiliano García-Page, ha visitado uno de los puntos donde se han instalado ya las nuevas señales en Almansa, una de las primeras zonas donde se ha comenzado la colocación. Durante su visita, García-Page ha estado acompañado por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; la directora general de Turismo, Comercio y Artesanía, Ana Isabel Fernández; el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz; el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero; y el alcalde de Almansa, Javier Sánchez.

El proyecto prevé la instalación de tres tipos diferentes de señales para mejorar la señalización de las carreteras de la región y facilitar la llegada de turistas a los diferentes puntos de interés. El primer tipo corresponde a las señales de entrada y salida a la comunidad autónoma, de las cuales se instalarán un total de 108 en toda la región. El segundo tipo son las señales de aproximación a municipios de más de 5.000 habitantes y a aquellos que cuenten con una hospedería de la red regional, que se instalarán en un total de 84 puntos en toda Castilla-La Mancha. Por último, el tercer tipo de señales corresponde a la entrada a las poblaciones, de las cuales se instalarán un total de 1.994 señales.

El proyecto ha sido distribuido por provincias, instalando un total de 225 señales en la provincia de Albacete, 287 en la provincia de Ciudad Real, 510 en la provincia de Cuenca, 622 en la provincia de Guadalajara y 542 en la provincia de Toledo. Cada provincia contará con un número específico de señales de cada tipo en función de su necesidad.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destacado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con el turismo y la promoción de la región, y ha anunciado que la inversión de 30 millones de euros en este proyecto de señalética cuenta con el apoyo del programa Next Generation y de un plan de Acciones de Cohesión del Gobierno regional aprobado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El proyecto tiene un plazo de ejecución de dos años en los que se espera mejorar notablemente la señalización turística de la región.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio