Cooperativas Agro-alimentarias fomentará el cooperativismo en áreas poco pobladas de Castilla-La Mancha para atajar la despoblación

Este viernes en Belmonte (Cuenca), Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha establecido su nueva Comisión de Desarrollo Rural y Reto Demográfico. Esta comisión tiene como finalidad contribuir al desarrollo rural de la región y combatir la despoblación, promoviendo el cooperativismo en zonas amenazadas por la despoblación.

La inauguración de este evento fue a cargo de Juan Miguel del Real, director de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, junto a Joaquín Cuadrado, delegado provincial de Agricultura en Cuenca, Cristina Delgado, alcaldesa de Belmonte, y Alberto Marcilla, director de Banca Rural de Globalcaja. Durante la jornada, se subrayó la importancia de implementar medidas para contrarrestar la despoblación.

El evento sirvió para trazar la estrategia de la recién formada Comisión de Desarrollo Rural y Reto Demográfico. Su plan de acción consiste en representar al cooperativismo en la formulación de políticas públicas que fomenten la creación de valor en las zonas rurales, la diversificación de actividades y, en consecuencia, la lucha contra la despoblación.

El responsable de la organización cooperativa ha destacado que “cualquier política pública en materia de Reto Demográfico no podrá lograr su éxito, si no sitúa a los agricultores y a sus empresas -las cooperativas- en el epicentro de las mismas”.

“Hay que poner en valor al cooperativismo agroalimentario como palanca clave para el mantenimiento de la población en el medio rural, pues sin agricultores y cooperativas no podrá mantenerse el medio rural ni población en los pueblos”, ha aseverado.

En este sentido, Del Real ha apuntado que existen casi 160.000 socios en las 585 cooperativas y ss.aa.tt. de la región, por lo que “es necesario que apostemos por ellas para afrontar los retos que se plantean y garantizar su sostenibilidad social, económica y medioambiental del medio rural, poniendo así freno a la temida despoblación”.

“El modelo cooperativo es clave para la sostenibilidad del medio rural y no se puede entender su desarrollo sin la existencia y la aportación que realizan las cooperativas agroalimentarias”, ha apuntado el director de Cooperativas Agro-alimentarias.

El delegado provincial de Agricultura en Cuenca ha mencionado las diferentes políticas que se impulsan desde el Gobierno de Castilla-La Mancha para fomentar el acceso de los jóvenes y las mujeres a la agricultura con el objetivo de combatir la despoblación y mantener los pueblos vivos. 

Por su parte, la alcaldesa de Belmonte, Cristina Delgado, ha aplaudido este tipo de iniciativas que sirven para mantener la pervivencia de pueblos a los que la despoblación acecha. Así mismo, ha destacado el papel que juegan las cooperativas agroalimentarias a la hora de favorecer el desarrollo económico y social de los pueblos de Castilla-La Mancha.

Finalmente, el director de Banca Rural de Globalcaja ha puesto en valor también el papel que juega “la caja” en los pequeños núcleos rurales. “Una caja que va de la mano con la cooperativa y que permite frenar la despoblación, gracias a los servicios que ambas ofrecen”, ha comentado.

Datos sobre el cooperativismo en Castilla-la Mancha

Castilla-La Mancha cuenta con más de 585 cooperativas agroalimentarias y ss.aa.tt. en su extensa geografía, las cuales están conformadas por más de 160.000 socios y cuya facturación anual media en la región supera los 2.200 millones de euros.

La relevancia socioeconómica del sector cooperativo agroalimentario se refleja en datos como que el 10% de la población de Castilla-La Mancha en edad de trabajar está asociada a una cooperativa o que el 45% de la población vive en el medio rural, donde en la mayoría de los casos, la principal o una de las principales industrias de esas localidades es la cooperativa.

Más de una cuarta parte de las cooperativas de la región están en zonas escasamente pobladas y se enfrentan a problemas importantes como la diversificación, la incorporación de servicios, garantizar la comercialización, entre otros.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Noticias relacionadas

Caracoles a la Montaña: Saboreando la Naturaleza de Cuenca es una invitación a explorar los sabores únicos y la belleza natural sin igual de una de las joyas ocultas de España. En esta obra, el autor nos lleva en un viaje culinario a través de las montañas, valles y ríos de Cuenca para descubrir cómo los ingredientes locales, incluidos los caracoles, se convierten en platos tradicionales que han sido pasados de generación en generación. Desde las técnicas antiguas de recolección y preparación hasta las recetas familiares que calientan el alma, este libro es un homenaje a la cocina de montaña y a las ricas tradiciones que dan sabor a esta región extraordinaria. A través de fotografías deslumbrantes, historias personales y recetas auténticas, Caracoles a la Montaña no solo es un libro de cocina, sino también una guía para todos aquellos que deseen aventurarse en el corazón de Cuenca y experimentar su esplendor natural y gastronómico de una manera profundamente personal.

Scroll al inicio