Cuenca honra a sus vecinos deportados a campos de concentración nazis con un memorial para saldar su «deuda moral».

Este sábado, la ciudad de Cuenca ha cumplido con su «deuda moral» hacia aquellos conquenses que fueron deportados a los campos de concentración nazis, muchos de los cuales perdieron la vida allí. Un memorial ha sido erigido para recordar los 99 represaliados, incluyendo los 65 que fallecieron, los 2 que desaparecieron y los 32 que sobrevivieron. El acto fue presidido por el alcalde, Darío Dolz, el concejal de Cultura, Miguel Ángel Valero, y la portavoz de Cuenca en Marcha, Mari Ángeles García, junto con diversas asociaciones y organizaciones que han contribuido al proyecto.

La ceremonia fue muy emotiva, y contó con la presencia de miembros de la Amical de Mauthausen, Neuengamme y Buchenbald, una asociación de ex deportados republicanos de los campos de concentración del nazismo, así como de familiares y amigos de las víctimas. El alcalde expresó su satisfacción por haber saldado la «deuda moral» que tenía la ciudad de Cuenca hacia estos «vecinos y vecinas de la provincia de Cuenca que lucharon por la libertad y fueron víctimas de un genocidio atroz». Recordó que este memorial fue una propuesta del Grupo Cuenca, en Marcha, aprobada en septiembre de 2019 con el apoyo del Grupo Socialista.

El acto fue presentado por el periodista Jesús Huerta, quien contó con el testimonio de varios familiares de las víctimas, y la música y poesía de Luis Pastor y Perico Krak. Fue, en definitiva, un momento sencillo pero muy emotivo, que rindió homenaje a aquellos que sufrieron en los campos de concentración nazis y preservó su memoria para las generaciones futuras.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio