Cuenca saborea su designación como capital gastronómica, que aspira a consolidar su hostelería como referente nacional

La ciudad de Cuenca ya ha empezado a saborear este jueves su designación como Capital Española de la Gastronomía para 2023 con la presentación en sociedad de la candidatura ante medio millar de profesionales de la cocina y la hostelería.

E n dicho acto han estado presentes todos los encargados de conformar tanto la candidatura como el dossier que llevó este miércoles al jurado encargado de designar la ciudad capital para el próximo año a decantarse, por unanimidad, por la ciudad de las Casas Colgadas.

Será a partir del 2 de enero del próximo año cuando la ciudad coja el testigo de la capitalidad –que ahora ostenta Sanlúcar de Barrameda, en Cádiz– y no han faltado las palabras de agradecimiento del alcalde de la capital, Darío Dolz, tanto hacia su equipo de Gobierno como hacia el resto de organizaciones y personas que han participado en el proceso de elaboración de la misma.

«Ahora la gastronomía se encuentra en el camino adecuado para que se eleve un escalón mucho mayor», ha desgranado Dolz, quien ha agradecido tanto a los chefs de Cuenca y provincia como a los productores agroalimentarios por la excelencia de los mismos.

Así, ha pedido aprovechar esta designación «al máximo», para que así Cuenca se pueda posicionar «en lo más alto de la gastronomía nacional e internacional» a lo largo del próximo 2023.

Y es que, doce meses de trabajo «dan para mucho», por lo que el regidor de la capital ha asegurado que «desde este viernes» ya se va a empezar a trabajar para que esta «ilusión» de conseguir la capitalidad «se convierta en motor de desarrollo de empleo y oportunidades en la ciudad».

«Quiero que sea un acicate para aspirar a la excelencia, ya que contamos con grandes cocineros y una materia prima esencial», ha asegurado Dolz, quien quiere que de esta oportunidad que tanto la Federación Española de Hostelería (FEHR) como la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET) han otorgado a Cuenca, favorezca «tanto a los establecimientos más modestos y donde más nos gusta tapear hasta aquellos más grandes que incluso aspiran a la estrella Michelin».

Por eso, ha reivindicado que esta «es una candidatura popular», en la que quiere que a lo largo del próximo año «todo el mundo disfrute de la gastronomía, de la ciudad, y que las calles se llenen de actividad para celebrar este galardón que hemos ganado entre todos».

LA COCINA TRADICIONAL ELEVADA A LA VANGUARDIA

Por su parte, el concejal de Turismo, Miguel Ángel Valero, ha reiterado los agradecimientos del alcalde y ha asegurado que el trabajo realizado «por todos, desde las instituciones hasta las asociaciones, ha sido abrumador».

«Cuenca empezó esta andadura que parecía una locura, porque ya habíamos sido descartados en dos ocasiones, pero esta vez entre todos comenzaron a ilusionarse y se empezó a trabar de manera saliente y con ilusión».

Eso, a juicio de Valero, ha sido lo que ha conseguido la designación como capital gastronómica. «A lo mejor parece que nuestros platos no tienen nombre internacional, pero hemos sido insistentes, y hemos confiado en la potencialidad de la cuidad, y en base a la cocina tradicional, que se ha elevado a la vanguardia sin perder la esencia, se ha gestado este proyecto ambicioso».

Además, ha destacado como puntos fuertes de la candidatura que uno de los objetivos desde el principio ha querido ser que el movimiento «se demuestra andando», y por eso desde el primer momento se planearon una serie de acciones promocionales para conformar la candidatura que, sin duda, recibieron el apoyo del público.

«En apenas tres horas las 400 plazas abiertas a las distintas cenas y comidas se agotaron», por lo que se ha mostrado seguro de que esta capitalidad «va a ser totalmente diferente». «Vamos a demostrar que en Cuenca somos capaces de llevar a cabo todo lo que nos proponemos, siempre pujando todos en la misma dirección», ha concluido el concejal de Turismo.

LA CONQUENSE, CANDIDATURA QUE MÁS HA GUSTADO

En la presentación de esta candidatura también han estado presentes tanto el presidente de la Capitalidad, Mariano Palacín, como el secretario de la misma, Pedro Palacios.

El primero ha admitido sus temores iniciales cuando se dio a conocer que Cuenca se presentaría para obtener el galardón, por si no conseguía la capitalidad a la tercera.

«Temíamos que fuéramos declarados persona non grata en la ciudad», ha asegurado entre risas, añadiendo que en esta tercera ocasión «el jurado no ha tenido ninguna duda en darle la capitalidad».

Y es que, a su juicio, «el jurado no ha tenido ningún reparo en asegurar por unanimidad que Cuenca era la mejor candidata, frente a Oviedo y Pontevedra». Además, Palacín ha compartido las palabras de uno de los miembros del jurado cuando leyó la candidatura: «es la que más ha gustado porque llega a las emociones, y está llena de alegría».

Por ese motivo, ha asegurado que el próximo año compartirá todas esas emociones «que van a dar muchas alegrías tanto a los ciudadanos como a la propia ciudad».

Por su parte, Palacios ha asegurado que la candidatura conquense «fue más allá de lo emocional», porque puso en evidencia «una imagen corporativa excelente así como un vídeo y unas imágenes magníficas».

«Cuenca ha presentado una candidatura tan compacta, tan cerrada y ha hecho tan bien los deberes que se ha plasmado en un dossier impecable y que además fue entregado en mano», ha destacado el secretario.

Además, ha quedado patente que a lo largo de todo este proceso «se ha notado la implicación personal tanto del Gobierno local como de los profesionales de la cocina, trabajando así en un concepto de proyecto que va de la mano de la transparencia y de la participación».

OBJETIVO: QUE A PARTIR DE 2024 CUENCA SIGA SIENDO REFERENCIA GASTRONÓMICA

También ha estado presente en este acto el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, quien ha felicitado a la ciudad tanto en nombre del Gobierno autonómico como de su presidente, Emiliano García-Page. «Este ha sido un magnífico ejemplo de que, cuando se trabajan asociaciones, instituciones y la ciudadanía de la mano, cuando todos se implican, se consiguen los buenos resultados».

Y es que, esta capitalidad gastronómica ha sido algo que Cuenca ha anhelado durante muchos años y ahora se ha hecho realidad. «Va a ser toda una oportunidad tanto para hosteleros como ciudadanos y la ciudad en su conjunto», por lo que ha pedido aprovechar la designación «para convertirnos en referente nacional e internacional el año próximo».

Pero además, el Gobierno regional va a trabajar para que «este tirón» que va a suponer la capitalidad también se mantenga a lo largo de los próximos años y, sobre todo, a lo largo de 2024. «2023 tiene que ser un punto de inflexión y ahora que ya somos referentes en turismo de naturaleza, de patrimonio y de cultura, consigamos serlo también de gastronomía».

Para lograr este objetivo ha dejado claro el apoyo del Ejecutivo regional y ha asegurado que «con las ganas, la ilusión que se ha generado y los ejemplos que se han mostrado, vamos a ser capaces de creer en nuestras potencialidades».

Pero, además, a lo largo del 2023 también va a estar presente el apoyo del Gobierno autonómico en todas las actividades que se lleven a cabo bajo el paraguas de la capitalidad para que los productos y cocina conquenses lleguen a ser referente tanto nacional como internacional.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba