Desde hoy y hasta el 29 de julio la nueva edición del Campamento Urbano y la Escuela Especial de Verano de Tomelloso

Hoy 4 de julio, inicia la nueva edición del Campamento Urbano y la Escuela Especial de Verano en Tomelloso (Ciudad Real). Estas son dos iniciativas de ocio y apoyo a familias y a personas con discapacidad, respectivamente, que cada año pone en marcha el Ayuntamiento de la localidad, a través de la concejalía de Servicios Sociales.

Campamento Urbano y Escuela Especial de Verano

Así lo dio a conocer el pasado viernes, Montse Moreno, concejala del área  y quien brindó todos los detalles de estas propuestas veraniegas de Campamento Urbano y Escuela Especial de Verano, que se desarrollarán hasta el 29 de julio en las instalaciones de la Ciudad Deportiva, incluida la piscina olímpica.

El Campamento Urbano es un proyecto que nació, ha recordado Moreno, buscando proporcionar apoyo a aquellas familias que se encuentran, en situación de vulnerabilidad, garantizando las necesidades alimenticias de las niñas y niños en el periodo vacacional y facilitando la conciliación de la vida familiar y laboral de los padres.

Este programa de Campamento Urbano, ha incidido, no solo busca proporcionar alimentos, “sino también poner a disposición de los menores una oferta socioeducativa, a través del desarrollo de actividades de carácter lúdico, deportivo y cultural, fomentando valores tan importantes como el compañerismo, la cooperación, el respeto mutuo, el trabajo en equipo, la organización o la autonomía”.

Este formato de campamento urbano, permite ofrecer, ha dicho también la concejala, un entorno de “convivencia e integración que huye de la estigmatización”, al mismo tiempo que se atienden necesidades alimenticias y fomentan hábitos de vida saludables, “siempre con el objetivo de favorecer que todos los menores crezcan en igualdad de condiciones y tangan las mismas oportunidades durante todo el año, indiferentemente del periodo estival en el que nos encontremos”.

El Campamento Urbano, que se desarrollará en horario de 10:30 a 15:30, está dirigido a menores de entre 4 y 12 años que son beneficiarios de beca de comedor escolar durante el curso y que deciden prorrogar la beca durante los meses de verano. Dentro del proyecto también se contempla becar por parte del Ayuntamiento a aquellos niños que por diversos motivos no tienen concedida una beca de comedor escolar, pero que desde Servicios Sociales se considere adecuado que pueda participar en la actividad.

Entre las novedades de este año, Moreno ha destacado la recuperación del número de plazas ofertadas, con un total de 105 (las que había en 2019), tras la reducción a 70 a la que obligó la pandemia por COVID- 19.

La responsable del área municipal de Servicios Sociales ha indicado también que este año se mantendrán abiertos los comedores escolares, con el fin de seguir cubriendo las necesidades alimenticias y garantizando una dieta sana y equilibrada de todos los menores beneficiarios de la beca de comedor escolar que así lo soliciten. La distribución de los menús se realizará en formato ‘tupper’ para llevar a casa. Para ello se han habilitado dos puntos de recogida que estarán abiertos hasta mediados del mes de septiembre, en los colegios José María del Moral y San Isidro. El reparto y recogida de los menús se realizará dos días en semana: los lunes y los miércoles, en horario de 12:00 a 13:00 h.

El proyecto no solo incluye el servicio de alimentación y las actividades, también se pone a disposición de las familias un servicio de transporte que se encarga de recoger a los menores en diferentes puntos de la localidad establecidos para llevarlos a las instalaciones y trasladarlos después de la comida a casa.

Escuela Especial de Verano

Con respecto a la Escuela Especial de Verano, Moreno ha señalado que es un “espacio de convivencia” destinado a favorecer el desarrollo y la inclusión de las personas con discapacidad del municipio, que supone además una ayuda a las familias, “facilitándoles el tiempo libre necesario durante el periodo vacacional, en los que no se puede contar tan fácilmente con los servicios de apoyo disponibles durante todo el año”.

En la Escuela Especial de Verano, para la que se han ofertado 20 plazas, se proporciona a las personas con discapacidad, de entre 4 y 30 años, “un entorno adecuado para su bienestar, con actividades recreativas y de ocio adaptadas a sus necesidades, con el objeto de fomentar su autonomía y desarrollar sus habilidades”, ha señalado la concejala.

Al igual que el Campamento Urbano, cuenta con servicio de transporte incluido.

Tanto una como otra iniciativa, ha concluido diciendo, “gozan de muy buena salud” y prueba de ello es la alta demanda que tienen y que se traduce en una ocupación de las plazas ofertadas del 100%

Ir arriba