El Gobierno regional aprobará los nuevos currículos educativos en la primera quincena del mes de julio, siendo una de las primeras regiones en hacerlo

El Gobierno regional va a aprobar en la primera quincena del próximo mes de julio los nuevos currículos de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato para dar cumplimiento a lo establecido en la nueva Ley de Educación (LOMLOE). De esta manera Castilla-La Mancha va a ser una de las primeras comunidades autónomas en hacerlo.

Así lo ha señalado hoy la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, durante una rueda de prensa en la que ha realizado un balance del curso 2021-2022 que acaba de finalizar.

En este encuentro ha estado acompañada por el viceconsejero de Educación, Amador Pastor, y por la secretaria general de la Consejería, Inmaculada Fernández.

Rodríguez ha explicado que para elaborar estos currículos se ha trabajado con docentes expertos de toda la región y se han sumado las aportaciones de toda la comunidad educativa, mediante el proceso de consulta pública, abierto en el Portal de Transparencia, y a través de reuniones con distintas asociaciones profesionales.

También, ha añadido, han sido tenidas en cuenta las aportaciones de los miembros Consejo Escolar de Castilla-La Mancha y escuchadas las aportadas por la Mesa Sectorial de Educación.

Por otra parte, la consejera ha destacado que durante este curso se ha trabajado en el primer decreto que regula el funcionamiento de los consejos escolares de los centros educativos “y también, a lo largo del mes de julio, se aprobará esta norma, que será la primera de este tipo desde que se produjeron las transferencias educativas”.

Si la participación ha sido una de las prioridades durante el curso que ha concluido, otras han estado marcadas, ha indicado la titular de Educación, “por continuar mejorando las condiciones tanto del profesorado como del alumnado de Castilla-La Mancha”.

En este sentido, ha indicado que también ha sido importante para la Consejería conseguir la normalidad en el desarrollo del curso escolar, el impulso a la Formación Profesional, más apoyo al alumnado vulnerable o el empuje a las infraestructuras y a la digitalización.

“Hoy podemos decir que nuestros colegios e institutos han sido lugares no solo donde los procesos habituales de enseñanza-aprendizaje no han sufrido ni una sola merma durante este curso, sino que además hemos sido capaces de poner en marcha nuevos proyectos que han venido a seguir mejorando el sistema educativo de Castilla-La Mancha”, ha señalado.

Mejora de las condiciones del profesorado y del alumnado

Sobre la mejora de las condiciones laborales del profesorado, la consejera ha citado el acuerdo de itinerancia firmado con los cinco sindicatos con representación en la Mesa Sectorial; la convocatoria de 1.035 plazas al cuerpo de maestros y 25 al cuerpo de inspección o la bajada de ratios en el primer curso del segundo ciclo de Infantil hasta dejarla en 22 alumnos por clase.

También ha citado el impulso a la formación de docentes con casi 3.000 acciones formativas, “lo que supone un 240 por ciento más de cursos de los que se ofertaban en el curso 2015-2016”. Más de la mitad de estas 3.000 acciones formativas han ido dirigidas a la transformación y cultura digital y cerca de 500 para favorecer la inclusión y la convivencia educativa.

La intención, ha añadido la consejera, es que el 80 por ciento del profesorado obtenga y acredite un nivel B-1 en el marco europeo de la competencia digital docente. Para ello se han contratado a 40 dinamizadores de transformación digital que se están encargando también de poner en marcha los planes digitales en cada uno de los centros educativos sostenidos con fondos públicos.

Sobre las medidas para seguir favoreciendo la igualdad de oportunidades en las aulas, Rodríguez ha afirmado que este curso se han concedido más de 23.300 ayudas de comedor escolar y cerca de 63.000 ayudas para la adquisición de libros de texto. Igualmente, se han abierto un total de seis nuevos comedores escolares y otras tantas nuevas aulas matinales. Del mismo modo, se ha garantizado el funcionamiento de las 1.050 rutas de transporte escolar.

Por otra parte, la consejera ha citado la continuidad de proyectos ya consolidados como el Plan de Éxito Educativo, “que nos ha permitido bajar la tasa de abandono escolar en nuestra Comunidad en estos últimos siete años, desde un 20,8 por ciento a un 15,5 por ciento”; la Red de Comunidades de Aprendizaje, “que ya es una realidad en 17 centros educativos” o los planes de igualdad, “que ya se aplican en 450 colegios e institutos de Castilla-La Mancha”.

Además, ha indicado que en este curso se han puesto en marcha nuevos programas como el PROA+ “que actualmente llega a 186 centros para el refuerzo educativo del alumnado más vulnerable” y 36 Unidades de Acompañamiento y Orientación Familiar, “que apoyan al alumnado tanto a nivel individual como en el entorno familiar”.

La consejera también ha resaltado la apertura este curso de tres nuevas escuelas rurales, algunas de ellas en lugares donde la escuela había desaparecido desde hace más de 40 años, como es el caso de Cobeta o Jábaga, que no tenía escuela desde hace 50 años.

Impulso a la FP

Otro de los ámbitos en el que se ha realizado un esfuerzo considerable, ha indicado, ha sido el de la Formación Profesional, con una oferta de 930 ciclos formativos de grado medio, superior y FP Básica, de los que 48 han sido de nueva creación, además de 23 cursos de especialización, de los que 17 eran de nueva implantación.

También se han puesto en marcha 282 proyectos de FP Dual (87 nuevos) y se han seguido desarrollando proyectos como las aulas de emprendimiento (28 creadas este curso), aulas tecnológicas (15 creadas este curso), la formación profesional bilingüe y la acreditación de competencias.

“En total se han creado 4.359 nuevas plazas de Formación Profesional con lo que la oferta total de este curso se ha cifrado en más de 50.000, lo que supone un incremento del nueve por ciento con respecto al curso 2020-21”, ha asegurado Rodríguez.

Asimismo, se ha seguido consolidando la Red de Centros Integrados de FP. Además de los dos existentes, “este año se ha puesto en marcha el de la ciudad de Cuenca y se han dado los pasos necesarios para que el próximo curso comiencen a funcionar los centros integrados de Guadalajara y Toledo”.

Digitalización e infraestructuras

Este curso que ha terminado, ha asegurado la consejera, ha continuado con la mejora de la competencia digital educativa, que incluye al alumnado, profesorado y centros educativos. Este proyecto, que tiene una duración de tres años y que está enmarcado en el Plan de Digitalización de Castilla-La Mancha, contempla, además de un cambio metodológico, el reparto de más de 100.000 dispositivos informáticos. También se ha ampliado la oferta del Centro de Atención al Usuario de Talavera de la Reina, ofreciendo una atención más personalizada a las personas interesadas.

En cuanto a las infraestructuras, Rosa Ana Rodríguez ha asegurado que se han seguido mejorando y, solamente durante el curso 2021-2022 se han concluido un gran número de obras de todo tipo, por un importe superior a los 57 millones de euros. Entre ellas, el IESO ‘Josefina Aldecoa’ de Illescas; el IES ‘Alejo Vera’ de Marchamalo; el CEIP ‘Duque de Riánsares’ de Tarancón; el CEIP ‘León Felipe’ de Socovos o el IES ‘Eladio Cabañero’ de Tomelloso.

Por último, la consejera ha querido destacar que la solidaridad también ha estado presente al acoger durante este curso a un total de 853 alumnos procedentes de Ucrania en 291 centros educativos de la región. Para facilitar su integración, “se han contratado docentes para el refuerzo de las plantillas ordinarias en aquellos centros que contaban con números elevados de estos alumnos y se ha distribuido entre la comunidad educativa un conjunto de materiales y herramientas de apoyo para el trabajo con este alumnado y sus familias, como textos en ucraniano, un diccionario de ucraniano, castellano e inglés con vocabulario básico y expresiones frecuentes”. Igualmente, se contrató a un total de ocho auxiliares de conversación en lengua ucraniana para trabajar en 16 centros educativos de Castilla-La Mancha.

Ir arriba