El Gobierno regional destina 1,2 millones de euros a la financiación de proyectos y programas de entidades de atención a personas afectadas de Parkinson y sus familiares

Castilla-La Mancha financia con 1,2 millones de euros los proyectos y programas de once entidades de la región que atienden a personas afectadas por la enfermedad de Parkinson, a sus familiares y cuidadores.

Así lo ha afirmado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, durante la visita que, con motivo de la celebración hoy, 11 de abril, del Día Mundial del Parkinson, ha realizado a la Asociación de Familiares y Enfermos de Parkinson y otras Enfermedades Neurodegenerativas de Cuenca, en la que ha estado acompañada por la directora de esta, Beatriz Hernández; el presidente de la Asociación de Parkinson Cuenca, Rafael García Gómez; la delegada provincial de Bienestar Social en Cuenca, Amelia López Ruiz; y la concejala de Servicios Sociales, Esther Barrios.

Bárbara García Torijano ha destacado compromiso que existe desde el Gobierno del presidente Emiliano García-Page para el tratamiento del Parkinson, “que no sólo tratamos desde el ámbito sanitario sino también desde el ámbito social”. En este sentido, ha añadido que “desde la Consejería de Bienestar Social destinamos más de 1,2 millones de euros para poder tratar esta enfermedad que consideramos importante, para que las personas que la padecen puedan desarrollar su proyecto de vida con la mejor calidad”.

En Castilla-La Mancha hay aproximadamente 7.500 personas afectadas por la enfermedad de Parkinson, un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso y provoca progresivamente una pérdida del movimiento.

La consejera ha incidido en el compromiso firme del Ejecutivo de Castilla-La Mancha para el tratamiento de esta enfermedad y ha subrayado que “por ello, en este Día Mundial del Parkinson, quiero felicitar a la Federación de Parkinson de Castilla-La Mancha (FEDAPAR-CLM) pero también a todas las asociaciones que la conforman porque hacen un trabajo excepcional e importantísimo en todos los ámbitos de la vida de una persona afectada de esta enfermedad”.

Servicios especializados de atención a enfermos de Parkinson

García Torijano ha detallado que desde el Gobierno regional se desarrollan diferentes programas y proyectos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas de Parkinson y para prevenir situaciones de dependencia, “como el ‘SEPAP-MejoraT’, que previene la dependencia y promueve la autonomía y, por tanto, para todas las personas que tienen la enfermedad de Parkinson es muy beneficioso”. Este programa, que se desarrolla con más de 800 plazas, no sólo se lleva a cabo en las en las grandes ciudades, sino también en las zonas más rurales con los SEPAP Itinerantes.

En concreto, la Asociación Parkinson Cuenca cuenta con dos servicios ‘SEPAP-MejoraT’ especializados, uno de ellos en la capital conquense, con 50 plazas y cuatro profesionales, que está financiado con 57.913 euros; y otro itinerante por cinco municipios rurales de la comarca de Priego, con 70 plazas atendidas por cuatro profesionales y al que se destinan 81.219 euros de aportación del Gobierno regional.

En la provincia de Cuenca, a parte del servicio de promoción a la autonomía personal ‘SEPAP-MejoraT’ de la capital, se prestan otros tres servicios itinerantes que abarcan 20 municipios, con un coste total de 245.666 euros, atendidos por 12 profesionales y para un total de 210 usuarios.

Por otro lado, la consejera de Bienestar Social, ha destacado el programa de Termalismo Terapéutico para personas con la enfermedad de Parkinson, sus familiares y los profesionales que los atienden. “El objetivo es que reciban un tratamiento especializado que mejore su calidad de vida durante la estancia y en periodos posteriores”, ha detallado García Torijano.

‘Comer con placer’, un proyecto solidario de Parkinson Cuenca

Bárbara García ha recordado que la Asociación de Parkinson de Cuenca es una entidad sin ánimo de lucro, constituida en febrero de 2013 y que cuenta en la actualidad con más de 350 usuarios.

Entre las novedosas terapias y programas que desarrolla a través de su equipo de profesionales, compuesto por fisioterapeutas, logopeda, neuropsicólogas, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales, destacan el  Programa ’Stop Claudicación’, para aliviar la carga de los cuidadores; y el proyecto solidario ‘Comer con Placer’, una iniciativa pionera nacida de la mano de la Asociación Parkinson Cuenca y del sector de la hostelería de la provincia, que fomenta la incorporación de menús accesibles a personas que sufren disfagia en los establecimientos hosteleros conquenses para facilitar una vida normalizada que les permita ir a bares y restaurantes sin temor a atragantamientos.

La consejera de Bienestar Social ha podido conocer los detalles de este proyecto, así como asistir de primera mano a la demostración de novedosas terapias de vanguardia que se están aplicando en este centro de Cuenca con sus usuarios, como el casco de estimulación transcraneal con corriente directa, que está demostrando muy buenos resultados en la terapia con personas con Parkinson, así como el pionero dispositivo TMS, que evoluciona esta técnica magnética para estimular de forma sensorial la movilidad de los enfermos de Parkinson. 

Ir arriba