El Gobierno regional impulsa la modernización de los servicios públicos mediante la simplificación administrativa y la digitalización.

El Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por la simplificación de trámites administrativos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha una serie de medidas para simplificar los trámites administrativos y modernizar los servicios públicos en la región. El consejero de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital, Juan Alfonso Ruiz Molina, destacó la importancia de esta iniciativa durante su intervención en las Cortes regionales.

Desde 2016, se han aprobado planes de simplificación y reducción de cargas administrativas, con el objetivo de reducir la burocracia y facilitar la relación de la ciudadanía con la Administración regional. En total, se han abordado la simplificación o reducción de 444 trámites administrativos, beneficiando a más de un millón de ciudadanos y 15,000 empresas en la región.

Además de la simplificación administrativa, se han aprobado modificaciones normativas para fomentar este proceso, como la Ley de Simplificación Urbanística y Medidas Administrativas, entre otras. Estas medidas forman parte del Pacto por la Reactivación Económica y el Empleo 2021-2024, que busca facilitar la implantación de nuevas actividades económicas y la creación de empresas.

El impulso de la administración electrónica también ha sido una prioridad para el Gobierno regional. Actualmente, el 97% de los procedimientos de la Junta de Comunidades se pueden iniciar de manera electrónica, y cerca de la mitad pueden tramitarse íntegramente de esta forma. Castilla-La Mancha ha sido reconocida en los Premios Digital Talent por este trabajo, demostrando su liderazgo en el cumplimiento del Esquema Nacional de Seguridad en materia de administración electrónica.

Además de la simplificación administrativa y la promoción de la administración electrónica, el Gobierno regional ha implementado acciones de capacitación digital y para reducir la brecha digital. Esto incluye la formación de empleados públicos, un Plan de Capacitación Digital a la Ciudadanía y más de 900 Puntos de Inclusión Digital en los municipios de la región.

El consejero también destacó que se están planificando nuevas actuaciones para esta legislatura, como una nueva ley de simplificación administrativa que establecerá el silencio administrativo positivo y sustituirá las autorizaciones y licencias por declaraciones responsables, cuando la regulación estatal y europea lo permitan.

También te puede interesar:  Acuerdos alcanzados en la Limpieza de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo tras prolongado conflicto

En resumen, el Gobierno de Castilla-La Mancha está comprometido con la modernización y simplificación de la administración, con el objetivo de lograr una gestión más accesible, abierta y eficiente para todos los ciudadanos y empresas de la región.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio