El grupo de intervención psicosocial para situaciones de emergencia atendió un total de seis incidentes durante el primer semestre de 2021

Un total de seis incidentes fueron atendidos, en siete actuaciones, por el Servicio de Apoyo y Asistencia Psicosocial a Víctimas, Familiares y Grupos Operativos en situaciones de Urgencia, Emergencia, Crisis y Catástrofes, durante el primer semestre del presente año, tras ser activados por el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas.

Este servicio es esencial en aquellas situaciones de urgencia o emergencia en las que es imprescindible atender a los afectados de determinados incidentes o a sus familiares, para prestarles el apoyo anímico y psicológico necesario para afrontar una desgracia imprevista.

También el grupo de intervención psicológica está pensado para los trabajadores de los organismos intervinientes en emergencias que, en numerosas ocasiones, pueden verse afectados anímicamente durante su participación en algún accidente o accidente de especial gravedad.

En referencia al tipo de incidentes que han precisado la activación de los equipos psicosociales de Cruz Roja, cabe destacar que los accidentes de tráfico con resultado de muerte son los que han motivado, en estos seis primeros meses de 2021, la mayor parte de las actuaciones de los psicólogos de esta organización, en concreto, en tres de los seis incidentes producidos durante todo el semestre.

Tras estos, los accidentes con múltiples víctimas fueron la segunda tipología de incidentes que motivaron la mayor actuación de estos equipos psicosociales durante el primer semestre de 2021, con dos, mientras que fue necesaria la intervención en un accidente laboral y en el fallecimiento de un menor. Cada mes hubo una intervención con asistencia de estos profesionales.

Por provincias, Toledo y Ciudad Real fueron las zonas donde se produjeron un mayor número de activaciones de estos grupos psicosociales, con un total de tres actuaciones; seguida de Guadalajara, con una. Las provincias de Albacete y Cuenca, no demandaron ninguna intervención de este tipo durante los primeros seis meses del presente año.

La activación y coordinación de la atención psicológica en situaciones de emergencia que se lleva a cabo en Castilla-La Mancha es realizada por el Servicio de Atención de Urgencias y Emergencias 1-1-2, desde donde se preavisa y se activan los equipos de psicólogos de Cruz Roja para que actúen allí donde se les demanda.

Convenio entre la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y Cruz Roja

Recientemente, la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y Cruz Roja de Castilla-La Mancha han reforzado su colaboración en materia de asistencia ante situaciones de emergencia, mediante la renovación de un convenio por el que esta organización asume el compromiso de proporcionar asistencia psicosocial a las víctimas, sus familiares y grupos operativos que actúen en situaciones de urgencia en los supuestos de: activación de planes de emergencia; accidentes con múltiples víctimas o cuando se vean implicados menores; accidentes laborales o de otro tipo con al menos un fallecido, que generen un especial impacto social; incendios urbanos y forestales o cuando el número de personas fallecidas o desaparecidas sea superior a dos.

También cuando se produzcan muertes como consecuencia de explosiones o actos de terrorismo, ante secuestros o desapariciones de personas, intentos de suicidio o suicidios consumados y en los casos de violencia de género y, en general, otros tipos de violencia en los que exista presencia de menores como testigos de los hechos.

Este acuerdo introduce varias novedades respecto al anterior, que databa del 2013, entre ellas, se incrementa de 100 a 300 el número de personas que podrán ser atendidas por parte de Cruz Roja en las áreas de albergue provisional y asistencia social en situaciones de emergencia, que se ubicarán en instalaciones cerradas con la suficiente confortabilidad durante un periodo máximo de tres días, prorrogables por causas justificadas y previo acuerdo de las partes.

Esta organización apoyará también en la gestión de la emergencia con el despliegue de capacidades tecnológicas (centralita, teléfonos móviles, red informática, radiocomunicaciones, etc) y de personal propio, ampliando y complementando las capacidades de coordinación en el lugar de los hechos.

Otra de las novedades que recoge este convenio es que la entidad colaborará en acciones de localización de personas desaparecidas y/o perdidas en medio terrestre, con un tiempo de respuesta que no será superior a 12 horas desde el momento de la solicitud formal del 1-1-2, tras el requerimiento previo por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Igualmente, prestará apoyo sanitario (vehículos, personal y material), a requerimiento de la dirección de un plan de protección civil, cursada desde el Servicio de Emergencias.

Ir arriba