El PP de Castilla-La Mancha exige planes para comarcas despobladas, incumplida promesa del Gobierno.

En su visita a las fiestas de Molina de Aragón, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha expresado la intención de su partido de exigir al Gobierno autonómico que cumpla con una promesa realizada en 2016. Esta promesa se refería a la elaboración de planes especiales para las comarcas más despobladas de la Comunidad Autónoma, planes que según Núñez, nunca se llevaron a cabo.

Con el inicio del nuevo curso político, el PP busca retomar esta estrategia planteada para zonas como Almadén, Talavera de la Reina, Campo de Montiel, Sierra del Segura, Serranía de Cuenca o el Señorío de Molina. Estos planes tendrían ventajas específicas para recuperar estos territorios, los cuales han sufrido los efectos de la despoblación de forma notoria.

Ante esta situación, los diputados del Partido Popular planean visitar las comarcas afectadas por la despoblación y reunirse con los alcaldes y portavoces municipales. El objetivo de estos encuentros es elaborar una propuesta parlamentaria que incluya propuestas concretas para estas zonas que, según Núñez, «necesitan un apoyo firme por parte de las instituciones».

La despoblación es un problema que afecta a muchas regiones de España, y Castilla-La Mancha no es una excepción. Las comarcas más despobladas se enfrentan a numerosos retos, como la falta de servicios básicos, la falta de oportunidades laborales, el envejecimiento de la población y la pérdida de patrimonio cultural.

El PP se compromete a tomar medidas concretas para revertir esta situación y dar un impulso a estas comarcas olvidadas. Su intención es elaborar planes especiales que incluyan ventajas y beneficios para fomentar la repoblación y el desarrollo económico en estos territorios.

Es necesario que las instituciones se involucren de manera activa y efectiva en la lucha contra la despoblación. La elaboración de propuestas concretas y la implementación de políticas adecuadas son fundamentales para evitar el abandono de estas zonas y garantizar un futuro próspero para sus habitantes.

El PP se muestra comprometido en esta causa y espera contar con el apoyo tanto del Gobierno autonómico como de otras fuerzas políticas. Es necesario un esfuerzo conjunto para solventar este problema que afecta a toda la sociedad.

En conclusión, la visita de Paco Núñez a las fiestas de Molina de Aragón ha servido como plataforma para reivindicar el cumplimiento de una promesa realizada en 2016. El PP busca recuperar el impulso para la elaboración de planes especiales en las comarcas más despobladas de Castilla-La Mancha. Con el apoyo de los alcaldes y portavoces municipales, así como de otras instituciones, se espera poder llevar adelante propuestas concretas que fomenten el desarrollo económico y la repoblación en estas zonas afectadas por el problema de la despoblación.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio