El Turismo Activo y Ecoturismo en Castilla-La Mancha: disfruta de la naturaleza este invierno descubriendo nuevos lugares

ACMETAE, la Asociación Castellanomanchega de Turismo Activo y Ecoturismo, sigue trabajando para ofrecer ofertas de Turismo Activo y Ecoturismo, un importante potencial para la comunidad. Castilla-La Mancha es una región con muchas posibilidades de naturaleza y que engancha al instante a través de su flora y fauna en periodo de hibernación.Además,cuenta con magníficos parajes que impactan a todos los sentidos.

Castilla-La Mancha cuenta con siete parques naturales. En cada uno de ellos hay una yincana en la que tendrás que ir siguiendo las pistas que encontrarás a través de códigos QR o números de referencia en las placas de señalización. Los logros se convertirán en puntos que podrás canjear en establecimientos de ese espacio natural adheridos. Una propuesta ideal para realizar en familia, y por qué no, con amigos o en pareja este invierno.

Comenzaremos con el Parque Natural del Alto Tajo (Guadalajara). Este espacio cuenta con la red de cañones y hoces continuas más extensas de Castilla-La Mancha.Si eres amante del Turismo Activo puedes encontrar actividades como piragüismo, submarinismo y rutas en quad.También podemos observar lugares de belleza incomparable como la Laguna de Taravilla o el yacimiento celtibérico de Castil de Griegosen Checa.

Los parques naturales de la Sierra Norte de Guadalajara y del Barranco del Río Dulce, también en la provincia de Guadalajara, ofrecen paisajes sobrecogedores y entornos naturales idóneos para el senderismo y la aventura, ya sea de la mano las empresas de Turismo Activo y Ecoturismo de Castilla-La Mancha, que ofrecen actividades seguras y respetuosas con el medioambiente, guiadas por sus expertos monitores, y sanitariamente seguras.

No puedes perderte el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, declarado Sitio Natural de Interés Nacional, cuenta con un lugar llamado la Ciudad Encantada en donde se pueden encontrar rocas con formas fantásticas debido a la acción erosiva del agua y el viento. El Ventano del Diablo es un impresionante mirador para contemplar la majestuosidad de este parque natural.

En este parque natural puedes realizar también la ginkana RUTUR del Monumento Natural Nacimiento del Río Cuervo, que te llevará a recorrer el Sendero del Nacimiento para visitar la cascada principal; este sendero es accesible para personas de movilidad reducida. La Cueva es una imponente gruta natural famosa por la representación de un entrañable belén viviente cada Navidad.

En el Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima podemos encontrar espectaculares formaciones hidrogeológicas debido a su elevado desarrollo kárstico y en cuanto a la flora se puede observar hasta más de 1300 especies. En este paraje tienes que hacer parada en el paraje de Los Chorros, espectacular cascada sobre el cauce del Río Mundo que forma en su descenso nuevas cataratas de menor tamaño hasta que el río se remansa en las llamadas Calderetas, pozas en altitudes diferentes.

Si quieres descubrir y disfrutar de pinturas rupestres, además de disfrutar de un entorno natural impresionante, tu opción es el Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona (Ciudad Real), un paraíso para disfrutar de la naturaleza en estado virgen que destaca por su excepcional patrimonio arqueológico.

El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera(entre las provincias de Ciudad Real y Albacete), donde nace el Río Guadiana, conforma un paisaje impresionante también en invierno; un imprescindible es acercarte a la Cueva de Montesinos. Además de ello constituye, junto con Plividje en Croacia, la mejor representación de lagos formados por la acumulación de carbonato cálcico.

Castilla-La Mancha cuenta también con una experiencia única que se trata de turismo astronómico a través de las actividades guiadas y didácticas de observación astronómica en la Serranía de Cuenca, o en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ambos parques naturales que cuentan con certificación starlight, es decir, un sello que acredita que sus cielos reúnen las mejores condiciones para la observación del firmamento.

Podemos encontrar dos Parques Nacionales, Cabañeros y Las Tablas de Daimiel, que con las bajas temperaturas y la fauna y la flora hibernando, siguen siendo espectaculares y un destino ideal para descubrir acompañados de guías y monitores expertos en el destino.

Como se puede apreciar, Castilla-La Mancha cuenta con diversos parajes naturales en los cuales se pueden realizar muchas actividades de Turismo Activo y Ecoturismo, aparte de disfrutar de los distintos paisajes. Actividades de aventura o para toda la familia, con distancia social, al aire libre y cercanas. Un invierno perfecto en Castilla-La Mancha.

Ir arriba