Feijóo insiste en un pacto nacional pero sugiere que las cuencas receptoras disminuyan el consumo

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido asumir el problema del agua desde el pacto y no desde el enfrentamiento, abogando por un pacto nacional que «debería de ser prioridad para todos los partidos», ya que la situación «necesita pactos y no guerras».

También ha sugerido la necesidad de disminuir consumos de agua en aquellos territorios que reciben agua de otras cuencas «y siguiendo siempre políticas medioambientales serias para proteger el territorio».

A preguntas de los medios de Guadalajara, ha evitado valorar directamente la enmienda presentada por su partido a los Presupuestos Generales del Estado y en la que contempla dejar sin efecto la normativa que redujo el nivel máximo trasvasable cuando los embalses están en nivel 2, si bien ha reconocido que hay «enormes dificultades en este país como consecuencia de la falta de agua en muchos sitios».

Así, ha dicho que la cuenca cedente «tiene que tener prioridad», pero siempre desde un pacto nacional en el que «estén de acuerdo la mayoría de los partidos políticos».

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba