Inclusión Divina: La lucha de un joven con parálisis cerebral por la aceptación en la fe de la comunidad eclesiástica

En un reciente encuentro informativo celebrado en la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE), la joven Henar Balgañon, quien padece de parálisis cerebral, ha defendido con firmeza el derecho de las personas con discapacidad a integrarse plenamente en la Iglesia. A sus 25 años, afirma que la misa tiene un valor terapéutico que beneficia a muchas personas en su situación.

Durante la presentación de la campaña de la Iglesia con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemora el 3 de diciembre, Henar ha enfatizado la importancia de la inclusión en el ambiente religioso. La declaración tuvo lugar bajo el lema ‘Tú y yo somos Iglesia’, promovido por el área para la discapacidad de la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado, que busca destacar la presencia y aportes de las personas con discapacidad en la comunidad eclesiástica.

Comunicándose mediante un ordenador, Henar Balgañon señaló con convicción: «Nosotros también tenemos la obligación y el derecho de formar parte de esta familia».

Por su parte, la religiosa María Granados ha indicado que, aunque es complicado cuantificar las parroquias que ofrecen catequesis adaptada para personas con discapacidad, cerca de 25 diócesis han incorporado la atención a la discapacidad en su estructura organizativa. Asimismo, Granados ha remarcado el compromiso de la Iglesia por incrementar esta cifra.

En Cuenca, particularmente, casi todas las parroquias cuentan con un catequista especializado en discapacidad, según María Ángeles Aznárez, catequista de personas con esta necesidad particular. Aznárez, quien imparte catequesis adaptada todos los martes, ha destacado la extensa labor que desempeñan en la Iglesia, a pesar de tratarse de un trabajo mayormente silencioso. Ha destacado que la principal barrera que enfrentan las personas con discapacidad no es diferente a la de otros ámbitos de la sociedad: la falta de comprensión y el desconocimiento de sus necesidades.

Para la catequesis dirigida a personas con discapacidad intelectual, Aznárez subraya la necesidad de personalizar la enseñanza y menciona herramientas como los pictogramas, materiales de lectura fácil y libros en braille, que están siendo desarrollados por la Conferencia Episcopal.

Con ocasión del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el obispo encargado de este sector, Román Casanova, ha transmitido un mensaje destacando a las personas con discapacidad como miembros activos y fundamentales de la Iglesia, y asegura que son tanto receptoras como transmisoras de la buena nueva del evangelio. Además, Casanova ha expresado el deseo de la Iglesia de ser un apoyo para superar los desafíos y malentendidos que a menudo se asocian con la discapacidad.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio