Instituciones y escuelas de arte se alían en Cuenca para dar vida a la producción ‘Retablo: un sueño’

Instituciones de Cuenca y escuelas artísticas de la ciudad se han aliado para, entre todos, dar vida a la producción teatral ‘Retablo: un sueño’, una obra ‘made in Cuenca’ que ha sido creada gracias a la unión de la Escuela de Arte Cruz Novillo, la escuela Municipal de Música y Arte Dramático, la Escuela Alegría y Javier, Danza y Pilates y el coro de cámara Alonso Lobo.

Bajo el título ‘Retablo: un sueño’, la historia se ambienta en el año 1507 cuando se empieza a construir el retablo de la capilla de la Asunción de Villaescusa de Haro, y a partir de ahí, se narrará la historia de la creación de dicho retablo con historias paralelas como el amor entre judíos y cristianos de la época entre otras historias. Una obra que ha sido presentada este martes en la Diputación de Cuenca.

Con 67 personas sobre el escenario y casi 20 personas detrás de escena, el 21 de junio se inaugurará este proyecto teatral que conjuga música, danza y audiovisuales en un espectáculo que, a juicio del presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, «casi nunca se ha visto en la provincia de Cuenca».

Se representará ese día en dos sesiones, una a las 18.00 horas y una segunda a las 20.30 horas, y el coste de la entrada será de 6 euros y es un espectáculo para todos los públicos. Las entradas ya se pueden adquirir a través de la página web del Teatro Auditorio José Luis Perales de Cuenca.

El director del coro Alonso Lobo, Luis Carlos Ortiz, es el encargado tanto de la producción como de la dirección musical de la obra, ha explicado que la creación de este retablo en Villaescusa de Haro «fue uno de los hechos culturales más importantes de la provincia», a cuya historia quiso poner música y teatro.

Apoyado por la Diputación de Cuenca, la Junta de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de la capital, desde el coro se aliaron con la escuela de artes Cruz Novillo, la escuela Municipal de Música y Arte Dramático y la Escuela Alegría y Javier, Danza y Pilates para crear esta obra de 90 minutos de duración que tendrá en su elenco a 67 alumnos de todos los centros.

De esta unión, el profesor de la escuela Cruz Novillo se encargó de la dirección escénica y de la dramaturgia, y Cristina López de la dirección de Audiovisuales. Patricia González acompaña en la dirección escénica de una obra que se ha marcado como objetivo salir de gira por Castilla-La Mancha para llevar el arte conquense a todos los rincones de la región e, incluso, del país.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Cuenca, Miguel Ángel Valero, ha asegurado que con este trabajo se demuestra que en Cuenca «hay una altísima calidad artística», y ha esperado que esta primera obra sea «el germen para una gran eclosión del arte en Cuenca».

Para la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez, ha explicado que cuando le presentaron este reto, desde el Gobierno regional «se puso todo el empeño para que saliese adelante», como finalmente ha ocurrido.

Ir arriba