La Consejería de Sanidad ofrece recomendaciones para hacer frente a las altas temperaturas durante los meses de verano

Durante los meses de verano se hace más necesario tener en cuenta algunas medidas para prevenir los efectos adversos que pueden provocar las altas temperaturas sobre la salud; especialmente las personas mayores de 65 años; lactantes y niños; personas con afección crónica que requieran medicación y personas dependientes o que vivan solas o en condiciones de mayor vulnerabilidad.

En este sentido, la Consejería de Sanidad coordina el Plan Regional de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, que cuenta con la participación del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), y la colaboración de otras administraciones y organizaciones sociales.

El propósito de este Plan es prevenir y anticiparse a aquellos riesgos para la salud en caso de un posible exceso de calor durante el verano en el entorno familiar, vecinal y comunitario. Esta actuación contempla la emisión diaria de un informe que incluye las temperaturas esperadas para ese día y las predicciones para los días siguientes, con sus máximas y mínimas en cada provincia.

Esta información se puede consultar en la página web de la Junta de Comunidades y en Sanidad Castilla-La Mancha, dando así a conocer los niveles de alerta que se han establecido a partir de los índices diarios de ola de calor. El objetivo fundamental de estos índices es servir de indicador para que las autoridades sanitarias y sociales activen los mecanismos de actuación previstos en el Plan.

En función de las predicciones de temperaturas de la Agencia Estatal de Meteorología para los próximos días, la Comisión Nacional del Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, de acuerdo con las autoridades regionales, ha asignado Nivel 0 (verde), que indica ausencia de riesgo para la salud, para las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo ya que las temperaturas máximas y mínimas previstas no superarán simultáneamente ningún día los umbrales establecidos; y  Nivel 1 (Amarillo), que indica un bajo riesgo para la salud, para la provincia de Albacete donde las temperaturas máximas y mínimas previstas superan simultáneamente dos días los umbrales establecidos.

Recomendaciones

Por otra parte, la Consejería de Sanidad ofrece recomendaciones a la población para protegerse frente al sol y el calor durante los meses de verano a través de la página web sanidad.castillalamancha.es y sus redes sociales.

Frente al calor es esencial seguir unos consejos básicos como beber agua frecuentemente, evitar la exposición al sol, permanecer en casa durante las horas de mayor calor y tener especial cuidado con los niños, personas mayores y/o con enfermedades crónicas.

Asimismo, se recomienda evitar la práctica de actividades físicas como deportes o trabajos que requieran un importante esfuerzo físico en las horas de mayor calor, así como las bebidas con alcohol, cafeína y azúcar.

También es aconsejable hacer varias comidas al día, incluyendo frutas y verduras y evitar las comidas copiosas. Si hubiera que salir se debe procurar buscar la sombra, llevar agua, utilizar sombrero o gorra y ropas ligeras de colores claros, preferiblemente, de algodón. En casa se debe mantener fresca la vivienda cerrando las ventanas o persianas cuando la temperatura exterior sea más elevada y ventilando por la noche y a primera hora de la mañana.

No dude en pedir consejo al personal de medicina o enfermería, sobre todo si se toman medicamentos o si aparecen síntomas no habituales como calambres musculares en los brazos, las piernas o el vientre, o agotamiento, más grave, que puede manifestarse por aturdimiento, debilidad e insomnio habitual.

Se recomienda también informarse del estado de salud de las personas mayores del entorno más cercano que vivan solas o tengan una situación de fragilidad o dependencia y ayudarles a comer y a beber.

Frente al sol

Durante estos meses es esencial aplicarse crema solar antes de salir de casa o, al menos, veinte minutos antes de la exposición al sol, y hacerlo nuevamente tras bañarse o si han pasado más de dos horas desde la última aplicación.

Además, es necesario utilizar una buena protección con capacidad de bloqueo con protección contra los rayos UVA y UVB y evitar la exposición a los rayos solares en las horas centrales del día.

Los bebés menores de seis meses deben estar a la sombra, permanecer con ropa para protegerse del sol y la brisa. Asimismo, es importante no olvidar las gafas de sol para proteger los ojos.

Ir arriba