Lagunas Vivas recoge casi un millar de firmas en solo tres días pidiendo el aumento de la concesión a estos humedales

La Asociación Lagunas Vivas de Villafranca de los Caballeros (Toledo) lanzó el pasado sábado una campaña de recogida de firmas que busca actualizar con criterios científicos la concesión de la Confederación Hidrográfica del Guadiana hacia estos humedales. También se organizó la actividad “baño de luto” en la que participaron decenas de personas a pesar de las tormentas del fin de semana.

Las Lagunas de Villafranca corren un grave peligro si se mantiene la concesión actual de 40 litros por segundo. Este es el mensaje que lanzan desde la asociación que defiende estos humedales, por lo que reclaman al órgano gestor de la cuenca, la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) el estudio de la situación y el aumento de esta concesión siguiendo criterios científicos.

Las condiciones del río Gigüela, principal aporte hídrico de estos humedales que son parte de la Reserva de la Biosfera, han cambiado en los últimos años, así como se han desarrollado en torno al río actuaciones que implican un posible mal uso del agua.

Por todo ello, la Asociación Lagunas Vivas de Villafranca lanzó una campaña digital de recogida de firmas, que continúa activa y que mantendrán abierta en las próximas semanas. Hasta el momento se han recogido casi un millar de firmas y esperan superar este número en breve, sobre todo teniendo en cuenta que la recogida de firmas comenzó este sábado por la tarde.

La dirección url de la campaña para poder firmar a favor del aumento de la concesión a las Lagunas de Villafranca es:

https://t.co/jvyNSJzcGf

La concesión actual no responde a criterios científicos, sino que se estableció en el pasado de forma prácticamente arbitraria y no trata en su conjunto de resolver la problemática del agua en el entorno de La Mancha Húmeda, tampoco en las Lagunas de Villafranca de los Caballeros. Desde esta asociación estiman que, teniendo en cuenta que estos humedales cuentan con unas 180 hectáreas encharcables, que el río Gigüela tiene una marcada estacionalidad y tiene agua un máximo de seis meses (algo que no se alcanza, ni de lejos, en estos últimos años y que esta temporada puede cumplirse única y exclusivamente debido al temporal Filomena), de la cual se puede llegar a evaporar hasta un 50%, estos humedales necesitan una concesión en torno a 230 litros por segundo, siempre que el río cuente con el caudal suficiente. Una circunstancia que se cumple en este momento, no hay más que acercarse al Gigüela a su paso por La Reja.

Además de la recogida de firmas digital, Lagunas Vivas propuso este fin de semana una actividad de protesta ante esta situación: un “baño de luto”. En él se instó a los simpatizantes de estos humedales a bañarse con alguna prenda negra, fotografiarse y mandarlo a la asociación para su publicación en la web. A pesar del tiempo tormentoso que se vivió el fin de semana, fueron decenas los que se bañaron en las Lagunas de Villafranca con alguna prenda negra, a la espera de seguir sumando.

El objetivo, como siempre, es garantizar el futuro de estos humedales y su biodiversidad, en peligro hasta que la Confederación Hidrográfica del Guadiana no tome cartas en el asunto.

Ir arriba