Las reservas de Entrepeñas y Buendía disminuyen en 12,16 hectómetros, alcanzando un nivel del 23,7% de su capacidad, es decir, 596,86 hectómetros.

Esta semana, los embalses de la cabecera del río Tajo, Entrepeñas y Buendía, han experimentado una disminución en su capacidad de almacenamiento. Según la Confederación Hidrográfica del Tajo, actualmente estos embalses almacenan un total de 596,86 hectómetros cúbicos, lo que representa el 23,7% de su capacidad total de 2.518 hectómetros.

El embalse de Entrepeñas ha perdido 3,38 hectómetros durante los últimos siete días y actualmente almacena 231,66 hectómetros de los 813 que puede embalsar. Por su parte, el embalse de Buendía ha disminuido en 8,78 hectómetros y almacena actualmente 365,20 hectómetros de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

En cuanto al resto de embalses de la provincia de Guadalajara, todos también han experimentado una disminución en su capacidad. El embalse de Alcorlo ha bajado 1,61 hectómetros, alcanzando los 61,59 hectómetros de un total de 180. El embalse de Almoguera ha descendido en 0,14 hectómetros, quedándose con 6,04 hectómetros de una capacidad máxima de 7. Por su parte, el embalse del Atance ha disminuido en 0,18 hectómetros y acumula 6,96 hectómetros, siendo su capacidad máxima de 35 hectómetros.

El embalse de Beleña ha bajado 1,27 hectómetros, alcanzando los 24,10 de los 53 de su capacidad máxima. El embalse de Bolarque ha perdido 0,05 hectómetros, quedándose con 23,81 hectómetros de los 31 que puede alcanzar.

Además, el embalse de Pálmaces ha disminuido en 0,16 hectómetros y se encuentra en 14,35 de los 31 que puede almacenar. El embalse de La Tajera ha reducido su capacidad en 0,38 hectómetros hasta los 16,12, de un máximo de 59. Por último, el embalse de El Vado ha perdido 0,63 hectómetros y se encuentra en 10,19, de un máximo embalsable de 56.

En la provincia de Cuenca, el embalse de Molino de Chincha ha disminuido en 0,39 hectómetros durante esta semana y ahora almacena 5,57, por debajo de su capacidad máxima de 6 hectómetros.

Estos datos reflejan una preocupante disminución en los embalses de la región, lo que pone de manifiesto el problema de sequía y la necesidad de implementar medidas para el ahorro y la gestión sostenible del agua en la zona.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio