Más de 180 efectivos se entrenan en San Clemente (Cuenca) para responder eficazmente a fenómenos meteorológicos adversos

Más de 180 efectivos de diferentes grupos de intervención participaron hoy en un simulacro de emergencia por fenómenos meteorológicos adversos en San Clemente, Cuenca. El objetivo de este ejercicio fue reforzar la aplicación de los protocolos y medidas de actuación del Plan Específico ante Fenómenos Meteorológicos Adversos de Castilla-La Mancha (METEOCAM) para salvaguardar y proteger la vida y los bienes de los ciudadanos de la zona.

El director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, destacó que el simulacro se basó en la emisión de un aviso naranja y en la activación del METEOCAM en fase de alerta debido a las tormentas en la zona. La localidad de San Clemente fue gravemente afectada por un episodio de tormenta con lluvia y granizo copioso, junto a vientos de gran virulencia que provocaron importantes destrozos. Como resultado, fue necesaria la activación del METEOCAM a fase de emergencia nivel 1, movilizando a todos los Grupos de Acción contemplados en el Plan.

Puig resaltó que este ejercicio sirve para la activación de todos los grupos de acción que deben intervenir en estos casos. Además, es fundamental estar preparados y dar una respuesta eficaz a los vecinos de la región si una situación de emergencia se produce. Otro objetivo del simulacro era poner en práctica el sistema de aviso a la población ante emergencias extremas. Todos los dispositivos móviles de la localidad recibieron un mensaje del sistema Es-Alert, procedente de la Red de Alerta Nacional (RAN), informando de la realización del simulacro.

El ejercicio contó con la participación de efectivos pertenecientes a Guardia Civil, Policía Local de San Clemente, bomberos del SEPEI de Albacete, bomberos de la Diputación de Cuenca, personal adscrito al INFOCAM, personal del SESCAM, Cruz Roja, agrupaciones de Protección Civil de la zona, servicios centrales de Protección Civil, Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2, estudiantes de los Ciclos Formativos de Grado Medio en Emergencias y Protección Civil y Técnicos en Emergencias Sanitarias y de Grado Superior en Coordinación de Emergencias y Protección Civil del IES Fernando Zóbel de Cuenca, personal de la Residencia de Mayores San Vicente de Paul y alumnos del Grado Medio de Técnico en Emergencias Sanitarias del IES Diego Torrente.

El ejercicio también simuló la inundación parcial de algunas estancias en la residencia de mayores San Vicente de Paul y la hipótesis del derrumbamiento de una cubierta en el Instituto Diego Torrente, dejando a doce personas atrapadas. Además, se produjo el derrumbe de la fachada de la colegiata Santiago Apóstol, situada en la Plaza Mayor de San Clemente, afectando a siete personas, y el rescate de diez personas de un parking de caravanas que se inundó por la crecida del río Rus. Las personas evacuadas en los distintos escenarios recibieron asistencia psicosocial en un albergue provisional establecido por el Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Cruz Roja.

En Castilla-La Mancha, los fenómenos meteorológicos adversos provocan situaciones que requieren la participación de distintas administraciones públicas. Por tanto, el METEOCAM es una herramienta técnica-organizativa que recoge normas y procedimientos para coordinar y dirigir los servicios públicos y privados con el fin de colaborar en la protección de las personas, los bienes y el medio ambiente. La importancia de este simulacro radica en comprobar el funcionamiento interno del Plan Específico de Protección Civil ante Fenómenos Meteorológicos Adversos, así como la efectividad de sus medidas y la rapidez de respuesta de los grupos de acción y las medidas de protección aplicadas a la ciudadanía.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio