Núñez creará un código ético que cese de manera inmediata a miembros del Gobierno que insulten a los mayores

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, se ha comprometido este miércoles a aprobar un código ético cuando sea presidente del Gobierno regional por el que cualquier miembro del Gobierno o cualquier parlamentario de las Cortes «que gravemente insulte o falte al respeto a cualquier persona mayor o a cualquier colectivo de mayores será cesado en el caso del Gobierno o amonestado en el caso de ser diputado regional de manera automática».

Así se ha pronunciado Núñez en Tarancón (Cuenca), en el ‘Foro Soluciones’ del PP regional sobre mayores, donde ha señalado que «no es de recibo que a quienes han dado todo por nosotros, hoy se les falte al respeto y se les insulte por mucho que el momento sea de tensión y de dificultad», ha indicado.

Un código ético que Núñez aprobará «nada más llegar al Gobierno regional» y que permitirá garantizar a todos los mayores que su Gobierno –el del PP y el de Paco Núñez–, va a respetar la integridad y la humanidad de nuestros mayores con un código ético que garantice que nadie les pueda faltar al respeto porque sabe que la consecuencia es ser cesado de manera inmediata, ha informado el PP en nota de prensa.

En este sentido, ha destacado la importancia de que «jamás se falte el respeto a nuestras personas mayores», después de que esta tierra haya visto cómo el «propio presidente Page» haya insultado y haya faltado el respeto a las personas que vivían en una residencia de mayores «criminalizando» a las residencias y llegando a afirmar que las «personas mayores eran no válidas que no reían ni cantaban por las noches». «Pocas veces hemos visto una falta de humanidad tan importante en un presidente», ha denunciado.

MODELO RESIDENCIAL «INSUFICIENTE»

Por otra parte, ha recordado que el modelo residencial hoy en Castilla-La Mancha está infradotado económicamente por parte de la Junta de Comunidades, ya que se trata de un «hogar» en el que viven muchos de los mayores y, por eso, hay que dotar a las residencias de una viabilidad económica que permita que el modelo sea sostenible y aumentar las plantillas, especialmente en las zonas rurales.

Además, ha señalado que el actual concierto por el que la Junta financia las residencias de mayores en función al precio-plaza es «insuficiente» por lo que se hace necesario aumentar la aportación económica que el Gobierno regional realiza en torno a nuestras residencias de mayores. «Hoy hay residencias que están en riesgo de desaparecer porque la alta inflación provoca una inviabilidad de la gestión de las residencias».

Además de esto, ha denunciado que el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, sigue debiendo 800 millones de euros a Castilla-La Mancha en materia de dependencia y ha advertido que «no es de recibo» que haya 9 mil dependientes esperando para ser valorados ni que el Gobierno de Page «haya dado la espalda» de esta manera a la independencia.

Por ello, ha apostado por «aumentar las plantillas», aumentar la agilidad en la valoración de los expedientes y aumentar la capacidad de valorarlos para reconocer las prestaciones por dependencia.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio