Núñez se impulsa en la primera semana de campaña gracias a la fuerza del cambio, disfrutando de paellas y de un baño de masas con Aznar.

Durante la primera mitad de la campaña electoral en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, candidato del PP a la presidencia de la región, ha enfocado su mensaje en ofrecer un cambio político liderado por su partido. Sin embargo, también ha tenido tiempo para experimentar otras vivencias curiosas, como probar múltiples paellas obsequiadas por los afiliados de las diferentes localidades que ha visitado. Además, ha disfrutado de un masivo baño de masas junto al ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, en la provincia de Cuenca.

Desde el comienzo de la campaña electoral, Núñez ha visitado un total de 43 municipios en la región, así como la capital de cada provincia, excepto Ciudad Real, y las ciudades más grandes de Talavera de la Reina y Puertollano. Las primeras etapas de la campaña, acompañado del presidente nacional del partido, Alberto Núñez Feijóo, se centraron en eventos al aire libre para celebrar a San Isidro, el patrón de los agricultores.

Además de los mítines y visitas empresariales tradicionales, una de las fórmulas más utilizadas por el PP para diseñar los actos de la campaña ha sido la organización de eventos públicos con comida para todos los asistentes, lo cual ha resultado en una multitud de paellas para el candidato y su equipo.

A pesar de su intensa agenda, Núñez también ha participado en la distribución de obsequios por parte del partido, incluyendo llaveros, abanicos, sombreros, pulseras y bolígrafos. Sin embargo, los dulces ‘PPnolas’, gominolas ofrecidas por el PP en los eventos del candidato, se han convertido en un objeto muy popular entre los seguidores de Núñez. Con todos los kilómetros recorridos y todas las paellas en su estómago, no hay nada como un momento dulce para todos.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio