Realizado un simulacro de evacuación en la residencia de mujeres gestionada por las  Hermanas de la Cruz de Puertollano

Un simulacro de evacuación se ha llevado a cabo en la residencia de mujeres gestionada por la comunidad de religiosa de las Hermanas de la Cruz en calle Conde Valmaseda. Este ha sido organizado por la Concejalía de Seguridad Ciudadana del ayuntamiento de Puertollano (Ciudad Real) y a través del Servicio de Protección Civil.

Simulacro de evacuación

Previo a la realización del simulacro, se han revisado todos los elementos de protección de la residencia, desde extintores, señalización, sirena, pulsadores y detectores, así como del Plan de Autoprotección de este centro de mayores, con una charla explicativa de las Hermanas de la Cruz, y personal auxiliar de la residencia.

El simulacro, coordinado por el Servicio de Protección Civil Local, ha consistido en un pequeño incendio por sobrecalentamiento en una lavadora, fuego que ha prendido parte de la ropa almacenada en la zona de la lavandería con gran cantidad de humo, por lo que se ha activado el Plan de Autoprotección.

La evacuación de una treintena de personas entre usuarias, comunidad religiosa y personal, se ha realizado hacia el patio interior de la residencia, zona que permite albergar a todo el personal de la residencia, alejado de las llamas y que permite respirar fácilmente, evitando asfixia por el humo.

Detectado el incendio se ha realizado llamada al SACUE 112, que ha movilizado a los servicios de emergencia necesarios, bomberos, Policía, ambulancias y Protección Civil.

Una anécdota del simulacro

Este año no se ha solicitado la colaboración del resto de servicios de emergencia, aunque han sido informados para evitar la alarma social, dadas las características de las personas a evacuar.

La anécdota del simulacro ha sido que en ese momento ha llegado un repartidor de alimentos, que se ha visto envuelto en el mismo, por unos segundos no sabía qué ocurría, y dada la realidad del simulacro, ha llegado a pensar que había un incendio real. Ha seguido las instrucciones dadas por el responsable de la emergencia siendo evacuado al igual que el resto de personas.

Tras el desarrollo del simulacro se elaborará un informe que se remitirá a la sección de Inspección de Centros Sociales, de la Delegación Provincial de Bienestar Social de la JCCM, como es preceptivo.

Este tipo de ejercicios, siendo de obligado cumplimiento, permite al personal de la residencia estar preparado ante cualquier emergencia que pueda surgir en el centro, habiendo sido formados previamente.

Ir arriba