Se aprueba el Plan de Singular Interés del Parque Científico y Tecnológico de Economía Circular de Cuenca por parte del Gobierno regional

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado recientemente el Plan de Singular Interés (PSI) del futuro Parque Científico y Tecnológico de Economía Circular de Cuenca. Con este acuerdo, se otorgan 600.000 metros cuadrados de suelo industrial a la ciudad de Cuenca. Según el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, el proyecto se inició con la Declaración de Interés Regional el 20 de octubre de 2020, y ha podido ser aprobado en un tiempo récord de solo 30 meses.

El Parque Científico y Tecnológico de Economía Circular de Cuenca, un proyecto promovido por la Diputación Provincial, tiene un plazo de ejecución de 30 meses (dos años y medio) a partir de la fecha de publicación del Plan de Singular Interés en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. La inversión necesaria asciende a unos 22 millones de euros, incluyendo la construcción de un centro tecnológico y obras de urbanización. Se trata de un proyecto que abarca más de 800.000 metros cuadrados, de los cuales 600.000 se destinarán a suelo industrial dedicado a la Economía Circular, uno de los sectores considerados estratégicos por la Unión Europea para el crecimiento económico en los próximos años.

El futuro Parque Científico y Tecnológico de Economía Circular de Cuenca albergará la fábrica de maderas del Ayuntamiento de Cuenca, así como la base de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) dependiente del Ministerio de Transición Ecológica. La BRIF contará con instalaciones modernas y permanentes, ya que se trasladará desde su sede actual en Prado de los Esquiladores.

Martínez Guijarro felicitó a la Diputación de Cuenca por la rapidez en la redacción del PSI, completado en tan solo dos años y medio.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Noticias relacionadas

Caracoles a la Montaña: Saboreando la Naturaleza de Cuenca es una invitación a explorar los sabores únicos y la belleza natural sin igual de una de las joyas ocultas de España. En esta obra, el autor nos lleva en un viaje culinario a través de las montañas, valles y ríos de Cuenca para descubrir cómo los ingredientes locales, incluidos los caracoles, se convierten en platos tradicionales que han sido pasados de generación en generación. Desde las técnicas antiguas de recolección y preparación hasta las recetas familiares que calientan el alma, este libro es un homenaje a la cocina de montaña y a las ricas tradiciones que dan sabor a esta región extraordinaria. A través de fotografías deslumbrantes, historias personales y recetas auténticas, Caracoles a la Montaña no solo es un libro de cocina, sino también una guía para todos aquellos que deseen aventurarse en el corazón de Cuenca y experimentar su esplendor natural y gastronómico de una manera profundamente personal.

Scroll al inicio