Toledo acogerá el I Congreso Internacional de Patrimonio Cultural de las Obras Públicas en septiembre de 2023

Toledo acogerá en septiembre del próximo año 2023 el I Congreso Internacional de Patrimonio Cultural de las Obras Públicas, gracias a la candidatura presentada por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en Castilla-La Mancha para que la capital de la región sea sede de este importante evento, cuyo objetivo principal es el de poner en valor la obra pública histórica y para ello reunirá a numerosas personalidades a nivel internacional.

Desde la ingeniería civil en todo el mundo y desde otras disciplinas tales como la arquitectura, la geografía o la historia del arte, es cada vez mayor el número de investigadores y profesionales que se acercan a la obra pública a través de estudios y propuestas de rehabilitación, puestas en valor y difusión de caminos históricos y carreteras, puentes, ferrocarriles y sus estaciones, puertos, presas, ingenios hidráulicos históricos, canales, edificaciones o patrimonio urbanístico, para los que el presente Congreso quiere ser un foro de referencia, según ha informado el Colegio castellanomanchego en nota de prensa.

Asimismo, no se quiere perder de vista en este congreso el reto demográfico, pues muchas obras públicas patrimoniales se están consolidando como destinos turísticos frecuentes y algunas actuaciones de recuperación de infraestructuras históricas están contribuyendo a facilitar la recuperación económica de municipios o comarcas en franca decadencia o amenazadas por la despoblación.

Desde la Demarcación de Castilla-La Mancha del Colegio de Ingenieros de Caminos su decano, Juan Antonio Mesones, ha asegurado que Toledo posee «un envidiable patrimonio histórico y cultural desde hace siglos» que, unido a la excelente y probada capacidad organizativa en congresos de ámbito internacional, hacen idónea a la capital de la Comunidad Autónoma para que acoja este importante congreso frente a otras candidaturas de ciudades españolas tan cualificadas y relevantes como Valencia y Santander.

También ha señalado el decano que es «una candidatura ambiciosa e innovadora», con lugares emblemáticos para la celebración del Congreso, que incluirá dos visitas a elementos patrimoniales de las obras públicas en Castilla-La Mancha, contará con tres exposiciones previstas y con un programa para acompañantes, a todo lo cual se dará una amplia cobertura informativa.

La elección de Toledo como sede de la primera edición de este congreso ha sido posible gracias a la adhesión de numerosos representantes de administraciones públicas y de instituciones tales como el presidente de Castilla-La Mancha; Emiliano García-Page; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; el consejero de Fomento, Nacho Hernando; el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde, entre otros muchos, a los que el decano de la Demarcación ha agradecido su compromiso y voluntad para que Toledo pueda acoger el próximo año este encuentro, al igual que al resto de instituciones culturales y organizaciones empresariales que también se han sumado a esta importante iniciativa.

Aunque Toledo será el epicentro del Congreso Internacional de Patrimonio Cultural de las Obras Públicas, Cuenca también jugará un papel importante y esta ciudad, declarada también Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, acogerá una jornada previa al congreso donde se expondrán los principales retos de la consideración patrimonial de las diferentes tipologías de infraestructuras, dando pie al desarrollo y análisis de las sesiones previstas en Toledo.

Ir arriba