ToroVerde y Nayara presentan su proyecto que hará que «todo el mundo» sepa dónde está Cuenca

Las empresas americanas ToroVerde y Grupo Nayara han presentado este jueves el proyecto de parque ecológico de aventuras en la naturaleza y resort hotelero que ambas entidades prevén instalar en Cuenca en los próximos años, y que, según los responsables de dichas entidades, harán que «todo el mundo» sepa dónde está la ciudad de las Casas Colgadas.

El Museo regional de Paleontología ha acogido el acto donde se ha puesto de largo el proyecto, en donde el CEO de la empresa de Puerto Rico ToroVerde, Jorge Jorge, ha reconocido que tras sus últimos paseos por la capital conquense estos días, «la gente está expresando ya su euforia por la llegada de nuestra empresa a la ciudad».

«Hay muchos turistas internacionales que vienen buscando este tipo de aventuras en la naturaleza», ha enfatizado Jorge, quien ha recordado que en un primer momento hay pensado invertir en torno a 36 millones de euros y se prevé la creación de en torno a 500 puestos de trabajo: «Todos serán conquenses».

Ha puesto en valor la gran variedad de plantas aromáticas en la Sierra de Bascuñana, lugar elegido para erigir este proyecto, como son la lavanda o el romero, «algo espectacular», a lo que se suma «toda la riqueza patrimonial, natural y arqueológica» de la provincia, motivo que «sin duda» le hicieron decantarse por Cuenca para este proyecto.

«Como inversionista uno tiene miedos, pero hemos dado con el apoyo incondicional de las instituciones de Castilla-La Mancha y Cuenca y con empresas que tienen decidido trabajar de la mano con nosotros», ha asegurado el empresario americano.

Todo ello en un proyecto que, tal y como ha puesto de relieve, toda esa riqueza patrimonial y natural se darán la mano con la gastronomía conquense, para coger «el producto tan grande que es Cuenca y darlo a conocer».

CUATRO ESPACIOS DIFERENCIADOS

Así, en la presentación ofrecida, se prevé la construcción de un parque con cuatro espacios diferenciados: el primero será un hotel gestionado por Nayara, diseñado para tener «experiencias únicas». En segundo lugar, habrá una zona de actividades «hechas a medida» y en donde habrá adrenalina con tirolinas, recorridos con puentes colgantes y oscilaciones de péndulo que se integrarán en el paisaje.

El tercer elemento del parque lo integrará un village, que prevé 5.000 visitantes en temporada alta y que albergará instalaciones comerciales, de entretenimiento y restauración.

Por último, también habrá una zona dedicada a ecopistas, con rutas de e-bike y senderismo a través del paisaje natural conquense sin alteraciones. A lo largo de esta ruta habrá una serie de paradas sensoriales, promoviendo la interacción y la diversión de los visitantes.

CUENCA LO TIENE «TODO Y MÁS»

Por su parte, el CEO del Grupo Nayara con sede en Costa Rica, Leo Ghitis, ha explicado que su grupo tiene en la actualidad 6 hoteles boutique repartidos por América y tres más en desarrollo, «todos completamente diferentes e integrados con la naturaleza y el entorno de la localización».

Así, ha indicado que su compañía apuesta «no ya por el turismo sostenible, sino por el turismo de regeneración» dentro de la convicción del grupo Nayara de «entregar en las mejores condiciones posibles el planeta a las generaciones futuras».

Todo ello «con la responsabilidad de apoyar y apostar por las comunidades locales donde se opera», y es que es seña de identidad de Nayara «el trabajo con empresas locales y ofrecer empleos con salarios dignos, ofreciendo a los empleados posibilidades de desarrollo profesional y personal». «Es nuestra pasión», ha asegurado Ghitis.

«Cuenca lo tiene todo y más», no ha dudado en asegurar el empresario costarricense, quien ha enfatizado que al llegar a la ciudad se han encontrado «con el paraíso». «Hay naturaleza, arqueología, patrimonio, muy buena gastronomía: por lo que no podemos pedir más», ha indicado.

En los estudios de mercado llevados a cabo por Nayara, se han dado cuenta de que «muy poca gente, salvo de Madrid y valencia, conoce Cuenca», por lo que el objetivo que se ha marcado Ghitis es «dar a conocer esta joya de provincia a todo el mundo, a gente con un alto poder adquisitivo que tiene gran interés por la cultura y el patrimonio de los lugares donde se instalan nuestros hoteles».

Por eso, desde Nayara se va a trabajar desde el primer momento por poner a Cuenca en el mapa mundial del turismo de alto nivel «para que el paraíso que hay aquí se conozca desde Estados Unidos hasta Australia».

DÍA «MUY IMPORTANTE»

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, no ha dudado en calificar este día como «muy importante» tanto para Cuenca como para los vecinos municipios de Mariana y Sotorribas.

Así, ha recordado cómo surgió la iniciativa de esta inversión en noviembre del pasado año y que poco a poco se fue fraguando gracias al Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha. Un trabajo que ha supuesto esta inversión internacional en la ciudad, a la que Franco se ha mostrado «muy agradecida».

Además, ha destacado dos factores de porqué estas dos empresas han elegido Cuenca para su inversión de 38 millones de euros. «Uno de los elementos claves es la voluntad y el deseo de querer hacer», ha asegurado, y es que «desde que este gobierno llegó en 2015 no se ha parado de trabajar para que la ciudad tuviera un mayor impacto internacional».

El segundo factor, a juicio de la consejera, «está en la constancia de trabajo, con una agenda económica diseñada por el Gobierno regional también desde 2015 que ha hecho posible la llegada de inversión extranjera a la ciudad, a pesar de que mucha gente lo veía imposible».

El presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana, ha asegurado que este proyecto «marca historia» porque es un proyecto importante por la dimensión económica que tiene y por las cifras «mareantes» con las que cuenta.

Un proyecto «a largo plazo, sostenible y transformador» que, según el presidente provincial, creará puestos de trabajo y cambiará la dinámica de la ciudad de Cuenca y su provincia.

Según ha destacado, es un proyecto que le viene «como anillo al dedo» a la ciudad de Cuenca y a su provincia, por lo que ha agradecido a los impulsores de esta idea haber apostado por este territorio.

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha incidido en que el trabajo «acaba de empezar», y ha destacado la «calidez e ilusión» que los conquenses ya han demostrado a los empresarios de ToroVerde y Nayara en sus primeros paseos por la ciudad estos días.

«Este proyecto va a cambiar la idiosincrasia de la ciudad y de la provincia», ha asegurado Dolz, quien además ha puesto de manifiesto «la magnífica capacidad que tiene la provincia, con esos paisajes y esas masas forestales, que ha hecho un tándem magnífico con la unión de estas dos empresas americanas».

«ANTICIPO» DE LA LOTERÍA DE NAVIDAD

Por último, a juicio del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, esta presentación de ambos proyectos que se van a instalar en Cuenca ha sido un «anticipo» de la lotería de Navidad y de la lotería del Niño.

Todo ello en un proyecto que habla «por sí mismo, que va a ser sensible al medio ambiente, y que va a romper las fronteras de las expectativas». Además, ha desvelado que se está trabajando en tener en Cuenca la tirolina más grande del mundo, y que ahora «están a punto de conseguirlo técnicamente».

«Este tipo de proyectos son los que se necesitan», ha dejado claro García-Page, quien además ha subrayado que en esta época actual de crisis e incertidumbre «este tipo de noticias son de una importancia extraordinaria».

Así, ha recordado que serán 500 los puestos de trabajo iniciales, «y además muy bien pagados», y que se prevé que en torno a 200 empresas de Cuenca «puedan trabajar con el grupo americano y tendrán una amplia cuota de mercado con la empresa tractora que será ToroVede».

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba