Una investigación en Huerta del Marquesado saca a la luz restos humanos que confirman poblados sedentarios de 4.500 años

Los trabajos arqueológicos de excavación que se han retomado en la Cueva de la Mora han destapado restos humanos y numerosos fragmentos prehistóricos de suma importancia para la zona de la Serranía de Cuenca y de más de 4.500 años de antigüedad.

En 2021, los arqueólogos Santiago David Domínguez y Miguel Osma iniciaron las excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Huerta del Marquesado tras el hallazgo de piezas prehistóricas durante los primeros inicios del sondeo. Lo que comenzó en nada más que un metro cuadrado, ahora se encuentra con miles de piezas halladas en apenas dos catas de dos metros cuadrados.

Los restos humanos sumados al inventario se datan en la Edad de Bronce y confirman las expectativas de la presencia de poblados castrificados en la zona. La verificación de las cuevas como espacio de enterramiento ha afianzado la teoría sobre la presencia de «poblados muy sedentarios que se territorializan para defender un terreno, controlarlo y apropiarse del mismo», explica Santiago David Domínguez a Europa Press.

Falanges de manos y pies, fragmentos de brazos, cráneos, costillas y hasta muelas han sido algunos de los hallazgos encontrados por los arqueólogos que ya confiaban en la riqueza de la cueva, y para los que hallar dichos tesoros «fue una sorpresa de impacto» que les hizo mantener las esperanzas sobre el yacimiento.

Las pruebas de Carbono 14 sobre los muertos han ofrecido fechas máximas de entre 2.200 y 2.500 a.C., lo que revela que se trata de un espacio de enterramiento de 4.500 años de antigüedad como mínimo.

Además, Domínguez espera continuar excavando y avanzar hasta los cadáveres de la ocupación nómada conquense, ya que hasta ahora solo se ha conseguido «rascar la epidermis de toda la potencialidad arqueológica que tiene esta cueva».

«Sitios como este nos pueden ayudar a estudiar desde época del Paleolítico hasta épocas más recientes de la historia, y además con una abundancia y un estado de conservación bastante bueno», declara el arqueólogo.

Gracias a este nuevo descubrimiento se ha encontrado material representado desde el Paleolítico Medio y época de los neandertales hasta la Edad de Bronce, pasando por el Neolítico y el Paleolítico Superior. Tales hallazgos impulsan la investigación arqueológica de la zona de la que «se sabe bastante poco», asegura uno de los trabajadores en el yacimiento.

Durante el recorrido, Domínguez destacó que la Cueva de la Mora junto con otros yacimientos que se están empezando a excavar ahora mismo supondrían «dar un paso muy grande» en el conocimiento de las sociedades prehistóricas en la Serranía de Cuenca.

Por su parte, Santiago Davod Domínguez y Miguel Osma insistieron en la importancia de ayudar a los estudios arqueológicos en un periodo prehistórico que parece «algo muy lejano, donde no hay relatos, sin documentación histórica, y suele ser bastante desatendido, sobre todo en la provincia de Cuenca».

La excavación forma parte del proyecto ‘Más allá de Verdelpino’, que bajo la financiación del Ayuntamiento de Huerta del Marquesado y la subvención de investigación de la Diputación de Cuenca pretende proteger, aumentar y divulgar los conocimientos sobre las sociedades prehistóricas que habitaron la Serranía de Cuenca.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba