Aumento significativo en la inversión en salud: García-Page destaca que Castilla-La Mancha casi duplicará el gasto sanitario por habitante en menos de una década

Toledo, 3 de febrero de 2024.– El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, destacó el notable progreso en el ámbito de la sanidad regional durante las dos últimas legislaturas, en un mensaje que fue compartido este sábado a través de un vídeo en sus redes sociales.

El mandatario enfatizó que la comunidad está a punto de duplicar el gasto sanitario por habitante en un periodo de entre ocho y diez años, un salto cualitativo que refleja el compromiso del gobierno con la mejora continua de los servicios de salud.

El incremento en la asignación financiera iniciado en 2015 se ha traducido en beneficios tangibles para la población: la construcción de más hospitales, la implementación de 28 nuevos centros de atención primaria, un aumento significativo en la contratación de personal sanitario, la incorporación de tecnología avanzada y el mejoramiento en la oferta de servicios, incluyendo la cobertura de vacunas y la atención directa al paciente.

En términos específicos, la inversión diaria en sanidad ha experimentado un aumento de 3,78 millones de euros, pasando de 6,6 millones de euros a 10,38 millones de euros al día. La región también ha visto incrementado el número de tarjetas sanitarias en casi 27.000 durante este periodo.

Las obras de los hospitales de Cuenca, Albacete y Puertollano avanzan a un ritmo constante, y hay más de 50 proyectos activos orientados a mejorar los centros de atención primaria.

Adicionalmente, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado más de 300 millones de euros en la implementación de alta tecnología médica a lo largo de estas legislaturas. En el terreno de las vacunas, el gasto ha ascendido de 5,8 millones de euros en 2015 a 30 millones de euros en el último año.

García-Page resaltó la importancia de la sanidad como pilar fundamental del Estado del Bienestar, señalando que en Castilla-La Mancha, a diferencia de otras regiones, el sistema sanitario es predominantemente público, con un 95% de los servicios ofrecidos. El presidente expresó su apertura a la iniciativa privada, sin que ello signifique descuidar la inversión en el sector público.

Según García-Page, Castilla-La Mancha goza de una sanidad de primera categoría, que, si bien posee márgenes de mejora, representa una prioridad absoluta para su administración y se ha convertido en un estandarte de identidad para la región, despertando incluso la envidia de otras zonas del país y del extranjero.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio