Castilla-La Mancha impulsa la implementación de programas de trabajo en red con menores en situación de grave riesgo

Castilla-La Mancha está impulsando la implementación de programas de trabajo en red con menores en situación de grave riesgo. Y para ello, recientemente se ha celebrado un curso en el que han participado profesionales de la atención al menor de la región de los ámbitos educativos, de servicios sociales y de salud de todas las provincias de Castilla-La mancha.

El objetivo de este curso, incluido dentro de las actividades del Plan de Formación del Instituto de Ciencias de la Salud (ICS) de la Consejería de Sanidad, es impulsar la formación, reflexión y motivación al trabajo interinstitucional a través de programas y técnicas de trabajo colaborativo en la red de profesionales.

Es fruto de la colaboración Interinstitucional de las consejerías de Sanidad, Bienestar Social y Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Castilla-La Mancha para la atención a las necesidades psicosociales y educativas de las personas menores de edad y sus familias o figuras de referencia.

La coordinación de la jornada formativa ha corrido a cargo de Inmaculada Rodríguez Cambronero, psicóloga clínica en la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil de Albacete y componente del equipo técnico de TRAMAS-Albacete, uno de los programas más consolidados en este ámbito, junto con REDES-Cuenca.

Tal y como ha señalado Rodríguez Cambronero en la ponencia de apertura del curso, el trabajo en red aboga por construir/generar unas condiciones donde sea posible el trabajo colaborativo en torno a una situación, con la participación de los profesionales directamente implicados en la atención a la persona menor de edad y sus familias.

“Ello implica un método que permita generar las condiciones para el mismo. En situaciones de mayor complejidad la realidad se aborda desde niveles y puntos de vista diversos. De manera colectiva es posible construir una manera de trabajar”, ha apuntado esta profesional.

Para ello, se ha contado con docentes de larga trayectoria en el trabajo en esta área, como Ricardo Ramos y Joana Alegret –ambos psiquiatras y terapeutas sistémicos–, y con profesionales pertenecientes a los equipos técnicos de los programas de trabajo en red con menores en grave riesgo psicosocioeducativo, que actualmente se están implementando en Castilla-La Mancha, como son REDES-Cuenca y TRAMAS de Albacete.

Ricardo Ramos ha profundizado en un aspecto importante a tener en cuenta en el trabajo colaborativo, a través de su ponencia sobre la pluralidad de miradas en el trabajo en red. Por su parte, Joana Alegret ha continuado con su visión del trabajo en red como un caleidoscopio que permite el ensamblaje del equipo.

Las personas menores de edad cuentan con una red social y una red profesional. En las situaciones de mayor complejidad se puede trabajar desde el modelo del déficit, es decir las carencias, o bien desde el modelo de los recursos, potenciando los recursos que ya tienen, señalan los expertos.

Durante las jornadas, de tres días de duración, los equipos interdisciplinares de TRAMAS-Albacete y REDES-Cuenca expusieron su trayectoria y experiencia. Ambos equipos han abordado de forma práctica cómo poner en marcha un programa de trabajo en red ‘Pautas para la sostenibilidad del proyecto’ agradeciendo el apoyo institucional de las tres consejerías.

Estos programas son compatibles con la coordinación interdisciplinar que se viene desarrollando en el resto del territorio de Castilla-La Mancha. Tras un espacio reflexivo para todos los participantes, se han formulado conclusiones sobre las ventajas y dificultades que de forma conjunta –profesionales e institución- irán afrontando en el futuro.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio