El PP Exige Cese de Limitaciones Hídricas en Alto Guadiana Ante el Impacto Negativo en los Cultivadores de Ciudad Real

Carmen Fúnez y Enrique Belda, diputados nacionales del Partido Popular, han presentado una iniciativa parlamentaria en la que solicitan explicaciones a la Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, por los recortes de agua que están afectando gravemente a la provincia de Ciudad Real, especialmente a los regantes del Alto Guadiana. Estos recortes han sido impulsados por la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Los diputados han cuestionado la gestión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, responsable de planificar y ejecutar las políticas hídricas que lleva a cabo la Confederación. Según una nota de prensa emitida por el PP, han calificado de «maltrato» el trato dispensado en los últimos cinco años hacia los habitantes de Ciudad Real y han destacado la necesidad que tienen los agricultores de contar con «un mínimo caudal de uso racional, natural y legítimo» para poder subsistir.

Fúnez y Belda han señalado que hay una percepción negativa de la administración de los cauces y del mantenimiento de las áreas colindantes, criticando tanto el manejo de expedientes como la falta de recursos humanos y la ausencia de una dirección política clara en la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Los representantes del PP han lamentado una política de gestión de las aguas politizada y llena de incertidumbres, acusando al Gobierno Central de no comprender la realidad de la zona y de tratar a los usuarios rurales con desdén. A su juicio, existe una visión distorsionada y alejada del modelo de explotación agrícola e industrial consolidado en la región.

Defienden la postura de los regantes del Alto Guadiana, quienes denuncian que los últimos recortes les colocan en una situación extrema, recibiendo la asignación de agua más baja de toda España, incluso por debajo de la establecida para otras áreas dentro de la misma cuenca fluvial.

Los datos aportados por los diputados reflejan una realidad preocupante: la autorización para el uso de agua en cultivos herbáceos se ha reducido de 4.278 m3 por hectárea/año a tan solo 1.700 m3, permitiendo regar aproximadamente un 39,73% de lo previamente concedido. En el caso de Campo de Montiel, la situación es aún más dramática, con una disponibilidad de solo 500 m3 por hectárea, lo que representa un 11,68% de sus concesiones.

También te puede interesar:  El presidente de Castilla-La Mancha agradece el esfuerzo realizado por el operativo ‘Filomena’ porque “se han salvado muchas vidas”

El llamado de atención por parte de los diputados del Partido Popular pone de manifiesto la preocupación existente en la provincia de Ciudad Real por las decisiones de política hídrica que amenazan el futuro y las inversiones de la comunidad agraria de la región.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio