El viento fresco del Atlántico limitará el mercurio a 32ºC de máxima en Madrid o Toledo

El calor dará «un respiro» durante los próximos días a consecuencia de la llegada sucesiva de vaguadas procedentes del Atlántico que transportarán viento más fresco que dará una tregua al prolongado periodo de temperaturas muy elevadas que se están registrando este verano, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Ese viento del Atlántico limitará el mercurio a 32ºC de máxima en Madrid o Toledo.

Sin embargo, los vientos este viernes y sábado serán del oeste lo que provocará incluso un repunte de los termómetros especialmente en el tercio oriental peninsular y en Balares, en lo que el portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha definido como «la traca final del calor».

Así, este viernes y sábado tanto las diurnas como las nocturnas serán «extremadamente altas» en esas zonas y ya los días siguientes bajarán pero seguirán cálidas en la primer mitad de la próxima semana en las regiones mediterráneas y Baleares.

En el resto del país el ambiente pasará a ser «incluso fresco» para la época durante esta esperada bajada de temperaturas que irá acompañada de chubascos y tormentas que serán más frecuentes en el tercio norte.

El portavoz ve posible que a partir del jueves próximo vuelvan a subir las temperaturas y que el calor apriete de nuevo sobre todo en el centro y en el sur peninsular.

De momento, pronostica que tras un viernes muy caluroso, el sábado pase una vaguada sobre la Península y con la llegada del viento del Atlántico, «más fresco», se producirá una «bajada contundente» en buena parte del país y que incluso en puntos del centro y del sur de la Península puede ser de seis u ocho grados centígrados (ºC) respecto al día anterior.

Por su parte, las zonas próximas al Mediterráneo peninsular y Baleares experimentarán un repunte de las temperaturas ayudado por el viento del oeste, que llega muy cálido a esta zona del país. Así, informa de que tras una madrugada tórrida en la que no se habrá bajado de 25ºC en muchos puntos de la costa Mediterránea y del sur de la Península durante el día se podrán superar los 40ºC en el tercio oriental y en Baleares.

Por ejemplo, en Málaga, Almería o Palma de Mallorca pasarán este sábado de 37ºC y Alicante y Valencia «no se quedarán lejos» de los 40ºC.

Mientras, con el viento fresco del Atlántico, Madrid o Toledo limitarán el mercurio a 32ºC de máxima, que son seis o siete grados centígrados menos que este viernes.

Al mismo tiempo que los termómetros comienzan a relajarse, el sábado la nubosidad irá aumentando y se producirán chubascos y tormentas repartidos por amplias zonas del interior, que podrán ser fuertes en el nordeste, sobre todo en Pirineos de Cataluña, en el sur de Aragón y en el norte de la Comunidad Valenciana.

En cuanto al domingo, el portavoz prevé cielos muy nubosos en el Cantábrico, con lluvias y chubascos por allí, que podrán extenderse a otros puntos de los tercios norte y este de la Península donde estarán acompañados de tormentas.

Las temperaturas bajarán «claramente» ese día en las comunidades cantábricas y en los Pirineos así como en el Mediterráneo, aunque en esta zona continuará el calor puesto que pese al descenso, se partía de valores muy elevados el sábado. Por su parte, en el centro y en el interior de la mitad sur los termómetros subirán ligeramente, de 1 a 3 grados centígrados.

No obstante, Del Campo apunta que la madrugada volverá a ser tórrida en muchas ciudades del Mediterráneo, como en Valencia donde podrían no bajar de 26ºC por la noche. De día, capitales como Córdoba o Granada rondarán los 40ºC y en general se superarán los 35ºC en los tercios oriental y sur de la península y también en Baleares. La capital más fresca el domingo será previsiblemente La Coruña, donde no superarán los 22ºC.

PRÓXIMA SEMANA CON TEMPERATURAS HASTA 10ºC MÁS BAJAS DE LO NORMAL

De cara a la próxima semana, que comienza con un lunes festivo en toda España, pronostica que las temperaturas experimentarán en general ligeras bajadas más acusadas en la costa catalana y en el Valle del Guadalquivir. Además, en el nordeste peninsular habrá lluvias y chubascos localmente intensos, con lluvias débiles en el Cantábrico, cielos más despejados en el resto y temperaturas máximas que oscilarán entre los 25 y los 28ºC en el tercio norte; de 28 a 30ºC en la meseta norte; de 30 a 34ºC en la cuenca del Ebro, interior de las comunidades mediterráneas, Andalucía y Baleares.

La AEMET adelanta que el martes llegará una nueva vaguada que aumentará la inestabilidad en el norte, donde se registrarán lluvias y chubascos que en las comunidades cantábricas y Pirineos podrán ser localmente fuertes. Del Campo anuncia que ese día bajarán de nuevo las temperaturas de forma ligera y que ese descenso se hará más patente el miércoles, cuando soplarán vientos del norte que serán bastante más frescos.

Ese día seguirán las lluvias en los chubascos en el tercio norte y el ambiente será fresco en general, con temperaturas entre tres y cinco grados inferiores a las normales para la época en el, en la mitad oeste peninsular e incluso entre cinco y diez grados por debajo de lo normal en algunos puntos de esa mitad oeste peninsular.

Sin embargo en el área mediterránea y Baleares continuará el calor con máximas superiores a 35ºC mientras que en el centro y en el oeste de la Península las temperaturas máximas quedarán en general entre 25 y 30ºC, es decir un ambiente más fresco. En concreto, precisa que en ciudades como Salamanca o Madrid apenas alcanzarán 26ºC de máxima.

A partir del jueves, el tiempo se irá estabilizando, aunque todavía podría haber chubascos y tormentas en el tercio norte y nordeste de la Península. Esas lluvias tenderán a quedar acotadas al Cantábrico y Pirineos.

NUEVA SUBIDA EL JUEVES, CON BAJADA EN EL MEDITERRÁNEO

En los días siguientes, las temperaturas comenzarán a recuperarse a partir del jueves por el suroeste, mientras que bajarán por el Mediterráneo y en Baleares.

Del Campo adelanta que «parece que durante la segunda mitad de la semana se volverán a superar de nuevo los 35ºC en amplias zonas del centro y sur peninsular», es decir que volverá el calor, mientras que en el Mediterráneo seguirán con el «alivio térmico» pero mantendrán la sensación de bochorno al estar el agua del mar todavía muy cálido.

Respecto a Canarias, la Aemet pronostica que durante los próximos días habrá régimen de vientos alisios que soplarán con intensidad en las zonas expuestas a estos vientos donde arrastrarán nubosidad abundante, aunque habrá también momentos de sol.

En el resto del archipiélago los cielos estarán más despejados, con unas temperaturas que en general no experimentarán grandes cambios, aunque también podrán comenzar a subir durante la segunda mitad de la semana.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba