La alcaldesa se reúne con los nuevos responsables de Cáritas para reforzar las acciones conjuntas en el ámbito local

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha recibido este martes en el Ayuntamiento a la nueva presidenta de Cáritas Regional Castilla-La Mancha, Mónica Moreno Alonso, y al nuevo director de Cáritas Diocesana de Toledo, José Luis González Montañés, con el objetivo de reforzar las acciones conjuntas que se llevan a cabo en colaboración esta entidad en el ámbito local a favor de las personas más vulnerables como el mantenimiento del albergue de la ciudad o la recogida de ropa usada.

Milagros Tolón, que ha estado acompañada en este encuentro por la concejala de Servicios Sociales, Ana Abellán, ha deseado a ambos los mayores logros en sendas responsabilidades y les ha agradecido la labor que llevan a cabo en Toledo a través de programas de acogida y acompañamiento, empleo, comercio justo o integración sociolaboral, para lo que “contarán siempre con el apoyo y complicidad del Ayuntamiento”.

También ha puesto en valor su inestimable trabajo durante los dos últimos años, cuya acción social ha sido vital para afrontar la pandemia. “Cáritas ha sido un inestimable aliado de las instituciones públicas en los momentos más duros que hemos vivido en la ciudad y en el resto del país”, ha señalado la alcaldesa.

De ahí que Cáritas Diocesana fuera una de las organizaciones reconocidas el pasado 23 de enero en el acto institucional de Honores y Distinciones de la Ciudad, una treintena de sectores y entidades que supieron plantarle cara al coronavirus y mantener el pulso en la ciudad.

Cáritas en Castilla-La Mancha

Cáritas Regional de Castilla-La Mancha está conformada por las Cáritas diocesanas de la provincia eclesiástica de Toledo: Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Sigüenza-Guadalajara y Toledo. La entidad social dependiente de la Iglesia atendió en la región durante 2020 a 51.081 personas, siendo beneficiadas más de 84.000 personas, a través de 4.260 personas voluntarias y 326 personas contratadas.

Ir arriba