La Generalitat valenciana rebajará en diez céntimos el precio del agua desalada fijado por el Gobierno

El ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que la Comunitat Valenciana rebajará en diez céntimos el precio del agua desalada fijado por el Gobierno, con lo que pasará de 34 céntimos por metro cúbico a 24 céntimos, y que solicitará la constitución inmediata de la comisión de seguimiento de las infraestructuras proyectadas en la Vega Baja de Alicante.

Así lo ha explicado en la sesión de control en Les Corts, en respuesta a las críticas del PP por los planes de cuenca que aprobó este martes el Consejo de Ministros que incluyen el recorte del trasvase Tajo-Segura.

Puig, también líder del PSPV, ha reiterado que el Consell seguirá ayudando a los regantes porque «el gran objetivo no es la utilización política permanente del agua». «Lo que interesa a los regantes y a la Comunitat es tener agua para siempre, y eso lo vamos a conseguir», ha aseverado.

Además, ha garantizado que la Generalitat se mantendrá «donde ha estado siempre desde el minuto cero» respecto a este trasvase. «Hemos ido más de 40 veces a los tribunales y continuaremos yendo, pero queremos agua para siempre, no como ustedes que estuvieron durante un año sin aportar ni una gota al Tajo-Segura», ha declarado en alusión al gobierno del PPCV antes de 2015.

Por contra, la síndica ‘popular’, Mª José Catalá ha acusado al Gobierno de perpetrar «el mayor ataque a los regantes en toda la democracia» y ha insistido en que esto demuestra «lo extremadamente débil y sumiso que es Puig» ante Pedro Sánchez y en que solo es «la punta del iceberg».

«¿Está moderadamente satisfecho de qué?», se ha preguntado, y ha garantizado que su partido irá a los tribunales a defender a los regantes tras «22 recortes injustificados al Tajo-Segura». Es más, ha advertido que las actuaciones de Puig a partir de ahora respecto al trasvase serán por «absoluto interés electoral».

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio